Compartir

Un año 2017 que con la aplicación de los protocolos existentes para disminuir los niveles de contaminación en Madrid, se esperaba que tal premisa se cumpliera, pero no ha sido así, ya que el pasado año los niveles de contaminación permitidos fueron superados en muchas más ocasiones que en el año 2016.

Hasta ahora han sido inútiles los esfuerzos del gobierno de Carmena por reducir la contaminación en Madrid, sin embargo, resulta curioso que pese a las muchas superaciones de los niveles permitidos en ninguna ocasión del pasado año se llegó a activar el nivel 3 del protocolo, cosa que sí ocurrió a finales del 2016.

Lo preocupante es que una vez más se incumple la normativa de calidad del aire, lo cual es un riesgo para la salud de los habitantes como bien lo ha señalado Europa.

Madrid en general se ve afectada por la contaminación, pero algunos barrios ven más comprometida la calidad del aire que otros, por ejemplo, la estación de Escuelas Izaguirre y los que residen en las inmediaciones de la Plaza Elíptica.

Todo esto y de acuerdo a las mediciones que se vienen realizando hace 7 años, ha sido un año 2017 donde han prevalecido las condiciones desfavorables, con una sequía que hacía ya mucho tiempo que no se daba, según Ana Casals de AEMET.

La restricción de velocidad por polución se mantendrá este domingo en Madrid

En su opinión profesional, la carencia de precipitaciones favorece la contaminación, dada la acumulación de aire caliente que dificulta la circulación del aire que tiene por debajo.

Ahora bien, para a aplicación del paso tres del protocolo, se debe tener en cuenta si las previsiones de la AEMET son o no favorables, en caso de que lo sea es un tema del Ayuntamiento que le toca a la hora de tomar la decisión de aplicar el paso No. 3 y que consiste en restringir el tráfico vehicular a la mitad de las matriculas, dependiendo de si terminan en número par o impar. De hecho, el tránsito de vehículos es la principal causa de contaminación y está visto que ni el paso 1 ni el 2 del protocolo han sido eficaces hasta ahora en su misión de disminuirla.

Es por eso que ya desde el Ayuntamiento de Madrid, consideran prudente hacer una revisión del protocolo existente desde el 2016 que persigue la merma de la contaminación en aras de cumplir con las exigencias de Europa, la normativa de calidad del aire y contribuir con la salud de los ciudadanos.

Para eso el Área de Medio Ambiente y Movilidad se encuentra revisando todos los aspectos y haciendo una retrospectiva de  lo que ha pasado en el 2017 con respecto a la polución ambiental y de ser el caso aplicar los correctivos necesarios para poder aplicar las medidas necesarias y adecuadas en situaciones similares.