Compartir

Las tres zonas verdes que en un principio figuraban en el proyecto de obras de reforma de la Gran Vía, quedaron descartadas, pero de acuerdo al Consistorio no han sido descartadas porque la Comisión Local del Patrimonio Histórico CLPH así lo ha querido.

Las obras aprobadas para reformar la Gran Vía consistirán en mejorar la iluminación actual con luces Led, agregar más pasos peatonales y ensanchar los existentes, incluso también ampliar las aceras; ahora bien, los jardines y zonas verdes que figuraban en el proyecto llevado a licitación quedaron fuera.

Aun cuando en el acta levantada por el CLPH no hay explicación ninguna de la razón por la que se excluyeron las áreas verdes; el Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Consistorio confirma que desde la comisión las desestimaron dado que estas no agregan valor. Lo único que, en todo caso, se limita a decir es que el organismo autorizado ha dado su opinión favorable para al proyecto cuyas obras no afectaran ningún elemento protegido y se limitarán a reformar las áreas públicas.

La Gran vía y obras a realizar sin zonas verdes

Es así como el CLPH dio el visto bueno al proyecto sin las zonas verdes y haciendo la observación de que en vista de que no hay propuestas de colocar espacios verdes en el trayecto de la Gran Vía, tampoco el Plaza el Callao o en San Luis, se debería suprimir una jardinera que se propuso colocar aledaña a la vitrina de una joyería dado que no compagina con el proyecto a ser ejecutado.

Así mismo solicitó imágenes a fin de determinar de qué lado del No. 2 es mejor la visibilidad de la maqueta del skyline de la arteria vial, así como todos sus componentes, dado que el acta no determina su ubicación específica.

Se calcula que las obras para la renovación de la Gran Vía se tomaran un aproximado de 13 meses y una vez que aprueben en acta el replanteamiento y los trabajos se asignarán el 29 de diciembre, siendo el importe estimado de las obras de 9.3 millones de euros.

Esta obra conlleva aminorar al menos un carril de las vías de circulación de vehículos, uno de cada lado, para poder ampliar las aceras, así mismo serán reubicados en los espacios ampliados a los peatones, los pequeños locales de venta de lotería y prensa al igual que los semáforos, de esta forma liberan espacio para el uso de los peatones, cuya afluencia aumenta cada vez más.

Cambiarán el servicio del alumbrado a uno de mayor eficiencia que este en consonancia con la sostenibilidad, los semáforos a ser instalados están dotados de la tecnología de punta necesaria y en general los ciudadanos obtendrán una vía acoplada a los criterios universales de accesibilidad.