Compartir

Si hay algo que se puede ver en las grandes ciudades de medio mundo en general y concretamente en la capital de España es a una gran cantidad de músicos callejeros, aunque a ellos les gusta más que les denominen como músicos urbanos. Una cantidad que en muchos casos es excesiva y por lo tanto la propia Comunidad de Madrid se ha visto obligada a regularlos. De hecho, como ahora vamos a poder ver, ya se ha redactado un borrador de un proyecto en el que los músicos urbanos únicamente podrán estar en algunos puntos muy concretos y con unos horarios muy definidos.

71 puntos en total y a unas horas concretas

Un total de 71 puntos dentro del distrito centro de Madrid serán los habilitados para que los músicos urbanos puedan dar rienda suelta a su creatividad. De entre los 71 puntos que se encuentran en el borrador que ya está redactado, llama poderosamente la atención el hecho de que se encuentren hasta un total de 11 plazas consideradas como lugares de una gran emisión acústica. Por todo ello, la primera pregunta que se lanza al aire es, ¿hasta qué punto es coherente que un músico deba tocar en un lugar en el que ya se sabe que hay un exceso de ruido y que seguramente su música no pueda ser apreciada por nadie?

Pero esto no es todo ya que dentro del borrador que está redactando la Comunidad de Madrid ya nos encontramos con los horarios en los que estos músicos pueden tocar. Unos horarios que varían entre el verano y el invierno y que depende de la cantidad de vecinos a los que se pueda molestar. Sin embargo, todo esto tiene un telón de fondo muy curioso que no es otro que los prejuicios que esta gente provoca. Unos prejuicios infundados porque en más de una ocasión se ha demostrado que incluso cuando hay un artista de renombre, la gente casi le desprecia.