Compartir

La crisis que ha generado el coronavirus a nivel mundial es impresionante. No se veía algo similar desde la Segunda Guerra Mundial, en la que el desastre llegó a niveles sanitarios. Algo parecido está ocurriendo en España, en la que el virus se ha apoderado de casi toda la región.

Lo que está sucediendo en nuestro país es lamentable. Tener uno de los sistemas de salud más avanzados de toda Europa y colapsar ante un sufrimiento que al principio no parecía tan grave. Ya van más de 4 mil muertos y día a día se presentan nuevos casos.

Llama poderosamente la atención lo que ha sucedido en una residencia en la que hay más de 14 muertos y han llamado con urgencia para que le hagan las pruebas y envíen equipos médicos. Sin embargo no han logrado tener suerte.

Se trata de la residencia Ballesol Mirasierra, que depende directamente de un centro de salud que hasta ahora no ha podido proveerle de los materiales necesarios para resguardar su vida ante la pandemia. Sin embargo, no han tenido respuestas por parte de la Consejería de Sanidad de Madrid.

El centro médico no es que no quiera atender a todos estos pacientes, sino que no tienen material especializado y lo que tienen lo utilizan para casos de emergencia que llegan a la institución.

Muertos

La situación es muy delicada, ya que en toda la residencia hay más de 180 personas de los cuales ya han fallecido 14 en los últimos tres días. De estos 3 han muerto por el coronavirus, oficialmente. Murieron en el hospital y se les hicieron las pruebas.

Los demás aún no se les han hecho los exámenes, así que no se sabe exactamente si fallecieron por el virus o por otro motivo, pero ya tienen sus sospechas.

Una persona que tiene a su madre viviendo allí señaló que han solicitado la prueba constantemente, ya que su compañera de habitación falleció con los síntomas propios del coronavirus, pero aún no se ha confirmado.

Es una situación muy compleja, ya que por protocolos de salud las personas que han tenido contacto con fallecidos deben permanecer en cuarentena al menos 15 días, por este motivo es que más nadie entra a los pisos.

Sin embargo, este viernes ya la Guardia Real desinfectó las calles, aceras y paredes anexas al edificio. Esto podría solventar algo del problema, sin embargo es imperativo que lleguen las ayudas médicas para poder determinar si todas esas familias están contagiadas con el Covid-19.

Queda esperar que el recinto médico logre recibir ayuda profesional y logística para que puedan hacer su trabajo.