Compartir

Debido a que la comunidad de Madrid prescindió de la información de que durante el verano y cerca de las elecciones locales sólo dos días antes, se supo que días después se tenía lista la subasta del contrato de servicio sustituto en cuanto al transporte.

La reunión en la que participaron el 26 de mayo tanto Rosalía Gonzalo, consejera del sector transporte conjuntamente con el Consejo de Administración del Consorcio Regional de Transportes se llevaron a cabo sólo dos días antes como se dijo anteriormente.

Al tocarle el turno de poder intervenir, la delegada de Movilidad y Medioambiente del Ayuntamiento de la ciudad de Madrid, Inés Sabanés preguntó acerca del supuesto cierre de la línea de Metro sólo durante el verano, lo cual fue desmentido , pero que estaba en discusión y que de ser aprobado, se tomarían en cuenta los pro y los contras, lo cual será decidido por el Consorcio, según declaraciones del Director Gerente.

Ante un escrito y sólo 10 días después de las elecciones regionales, el metro de Madrid ha sido subastado por un valor de 7.110.102,38 euros, una cantidad de condiciones  a ser consideradas a la hora de la negociación con un servicio de sustitución de transporte en la línea 4, y que  EMT, responsable de la misma, pidió para el tramo Arguelles-Pinar de Chamartín en fechas comprendidas entre el 24/08 al 24/10 del año en curso.

Este había pedido que se coloque una línea de autobuses paralelos al metro por un período  de casi dos meses del verano, con posibilidad de extender su uso hasta por dos meses adicionales de alargarse las obras.

En cuanto al trabajo a realizar, se trata de graduar la tensión eléctrica del vagón, la cual de hecho ya fue cedida,  por la cantidad de 5.696.381,77 euros sobre un presupuesto inicial de 6.570.979,09 euros a la Unión Temporal de Empresas entre las que figuran Comsa, EYM, Inabensa y Lantania

Lo principal es contemplar la mejor alternativa de movilización de la ciudadanía, especialmente a raíz del cierre del túnel de Recoletos, cuya obra tendrá un coste de 48 millones de euros, en la que los raíles serán reemplazados por unos con placa de hormigón, adicional a la instalación de una nueva señalización digital.

Durante la realización de esta obra se evitará afectar directamente al usuario por parte de ADIF, así como de RENFE, por lo cual se duda si la EMT podrá sobrellevar ambos servicios sustitutivos al mismo tiempo, pues el máximo organismo de transporte regional, no intenta detener a Madrid, pues afectaría a más de  200.000 usuarios que usan 470 trenes que cruzan el recorrido medio diariamente.