Compartir

El sector farmacéutico es gran responsable del bienestar de la población en un territorio determinado. En este sentido esta reconocida industria ha apoyado a toda la comunidad madrileña con medicamentos gratuitos debido a la intoxicación del aceite de colza, algo que afectó a miles de personas.

Ante esa situación desde enero del 2018 se hizo el acuerdo con la obligación de que la administración capitalina les fuese pagando a manera de cuota para seguir prestando un buen servicio.  Sin embargo no todo ha salido como esperaban, ya que actualmente el monto adeudado supera los 7 millones de euros.

Para solventar esto, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid ha hecho una advertencia por escrito donde señalan que de no producirse algún pago en los próximos días empezarán a cobrar por los medicamentos para poder subsistir.

Fecha tope:

El colegio indicó que la fecha límite será el 30 de junio.  Según varios profesionales del ramo, esta situación es insostenible financieramente, por lo que tienen que tomar medidas ante la negligencia del estado regional. Por esta razón a partir del 01 de julio las oficinas de farmacia empezarán a cobrar el precio establecido.

Tiempo:

Este mismo comunicado ha señalado que la Consejería de Sanidad, ente encargado del asunto ha tenido tiempo de sobra para poder ir respondiendo paulatinamente a la deuda acordada.

En realidad es algo que tiene mucho más tiempo, ya que esta decisión emanada por el Ministerio de Salud en 1981 se debió a la gran intoxicación que se dio en ese año, con lo cual decidieron que todo este servicio farmacéutico fuese gratuito. El gobierno central absorbió todos estos costos.

Sin embargo esto cambió en el 2017, cuando el mismo Ministerio decidió que fuesen las autonomías quienes asumiesen los gastos, haciéndose así efectiva esta resolución a partir de enero de 2018.  A partir de allí las comunidades autónomas tienen que pagar su importe.

La respuesta:

A pesar de esta situación, Sanidad ha señalado que no es del todo correcto que el Colegio de Farmacéuticos empiecen a cobrar sus productos del tratamiento, ya que según ellos le están quitando su derecho a miles de personas.

Como hemos visto, se trata de algo que es imposible de sostener. Hubo un cambio en la legislación hace dos años y ya tiene más de 18 meses de haberse hecho efectiva. Si no se hace un pago a tiempo las posibilidades de seguir recibiendo medicamentos se irán desvaneciendo.

Lo peor de todo esto que la capital es el sector con más pacientes de intoxicación por aceite de colza, que ronda aproximadamente los 10.000. Esperemos que logren abonar algo de la deuda para que todas estas personas tengan su servicio.