Compartir

La junta de gobierno del ayuntamiento de Madrid, ha aprobado la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible presentada por la concejal y delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, con la cooperación de Desarrollo Sostenible y Salud, Seguridad y Emergencias y de las asociaciones de taxis.

Con la entrada en vigor de esta nueva ordenanza, se controlará el acceso a las personas que no residan en el centro de la ciudad, en función del uso y distintivo ambiental que posea el vehículo. Por lo tanto, se restringirá el acceso a los vehículos que tengan los distintivos medioambientales de la DGT, del tipo B y C, con el color amarillo y verde, respectivamente.

Los coches diesel con etiqueta B, matriculados entre el 2006 y 2013, así como los de gasolina con distintivo C, matriculados antes de 2006, sólo se les permitirá acceder a un parking público, en la nueva Área de Prioridad Residencial (APR), del centro de Madrid.

La Nueva Ordenanza Municipal de Movilidad, restringirá la circulación en el APR de coches sin etiqueta ECO

A los coches considerados como más contaminantes sin distintivo medioambiental, no se les permitirá circular ni estacionar en la APR. El Ayuntamiento considera que solo el 17%  de los coches sin etiqueta, son los que circulan en la referida área.

Los coches con cero emisiones y con etiqueta ECO, podrán circular libremente por el área restringida. También podrán entrar los residentes, coches de personas con movilidad reducida, las bicicletas y  los servicios públicos.

La nueva APR estará delimitada por Ronda de Toledo y Ronda de Atocha en el sur, Recoletos hasta Colón y el Paseo del Prado en el este, Ronda de Valencia y las calles Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, Princesa, Serrano Jover y Plaza de España.

La Ordenanza a su vez, estipula un límite de velocidad de 30 km/h en las calles que tienen un solo sentido de circulación. Igualmente regulará el uso de patines, monopatines y similares, los cuales podrán moverse por la acera al mismo ritmo que las personas y utilizarán el carril bici.

Por otro lado queda prohibido la circulación de las bicicletas con más de tres ocupantes y las bici-barras de más de seis asientos, que poseen además un dispensador para el consumo de cerveza.

Inés Sabanés ha sostenido que con esta nueva ordenanza, se logrará una mejor convivencia y seguridad vial, mayor sostenibilidad, brindar protección a las personas con movilidad reducida, mejorar los alrededores de las zonas de servicios educativos y hospitalarios, asimismo, beneficiar al transporte público y fomentar la movilidad peatonal y ciclista.

El Ayuntamiento fijará un tipo de estacionamiento vecinal en barrios cercanos, en los que podrán aparcar los residentes  y visitantes, con un límite de tiempo máximo de dos horas.