Compartir

La situación política en España no es nada fácil. Desde la posible investidura de Pedro Sánchez como Presidente de Gobierno ha habido una serie de discusiones en los partidos opositores sobre las próximas acciones a tomar.

Lo más interesante de esto es que Ciudadanos, uno de las coaliciones más poderosas, no quiere bajo ningún concepto esta investidura, algo que ha traído muchos problemas en el seno del partido, donde muchos altos dirigentes han decidido dar un paso al costado.

En este sentido Ciudadanos ha pedido mucho más tiempo para negociar con sus similares de PP la investidura de Sánchez en la ciudad de Madrid.

Así se lo pidieron al Presidente de la Asamblea de Madrid, Juan Trinidad, ya que están negociando todo un gobierno de coalición donde existan diferentes puntos de vista y opinión. Además dejaron claro que quieren fuera a Fox. No lo desean en sus filas bajo ningún concepto.

Todo esto trae nuevas consecuencias, ya que se necesita tener el número suficientes de votantes para tomar una decisión en la Asamblea. Ahora se aboca a un Pleno de investidura con la diferencia que no habrá candidatos y activa el contra reloj para que se repitan las elecciones.

Ignacio Aguado es el presidente de Ciudadanos en la capital

Este mencionó que llevan más de tres meses con negociaciones muy complejas con el PP. Sin embargo también aclaró de que las intenciones son reales y genuinas, con lo que buscan el bienestar de toda la nación. Espera que se llegue a un acuerdo en los próximos días.

También mencionó su posición ante Vox. A su juicio debe decidir si quiere seguir bloqueando este posible gobierno de coalición entre varios grupos políticos para el crecimiento de la nación o si por lo contrario dejarán que siga creciendo. Si decide no hacerlo le estaría dando el poder a Gabilondo y Errejón.

Ahora bien, el mismo Errejón se refirió con respecto a Ciudadanos. Explicó que ése partido político debe tomar una gran decisión sobre el futuro. Para él Cs tiene tres opciones, Aceptar las acciones de Vox, Obligar a todos los capitalinos a una nueva votación o permitir que tres diputados de su coalición acepten la investidura de Gabilondo.

Entre todos los políticos, éste es el que más disposición tiene al diálogo y a establecer un gobierno en conjunto. Según su comparecencia ante los medios, no quieren ser ningún obstáculo para el acuerdo, ya que su objetivo es ponerle fin a lo que está sucediendo.

La verdad es que ya han pasado muchos eventos y aún no se ha llegado a ninguna solución. Definitivamente los españoles quieren que se tomen acciones concretas porque hay mucho por resolver.