Compartir

La auditoría correspondiente al año 2016 realizada por la Intervención General del Ayuntamiento a Madrid Destino, compañía pública encargada de la misión cultural del Consistorio; revela que durante la gestión de Celia Mayer fueron detectadas algunas deficiencias cuando estuvo al frente del Área de Cultura; entre ellas el fallo de mecanismos internos de control de los fondos y del personal e informalidades en los principios de imparcialidad, profesionalidad y publicidad en los procesos de selección.

A pesar que el Ayuntamiento justifica la acción afirmando que ya se tomaron medidas, ni el Partido Popular, Ciudadanos ni el PSOE van a pasarlo por alto y exigirán responsabilidades.

La auditoría que solicitaron los socialistas demuestra que estaban en lo cierto, ya que las habilidades de la empresa en cuanto a contrataciones y control de las subvenciones no eran las más correctas. La regidora del PSOE Mar Espinar considera que se enfrentan graves problemas cuya responsabilidad política es de quienes estuvieron al frente de Madrid Destino en ese momento.

Anunció  que solicitaron que la Alcaldesa comparezca a la próxima comisión para que narre la visión de tiene de los hechos, y donde esperan encontrar respuestas a todas las preguntas que nazcan durante su intervención.

Para Mar Espinar, ya su partido conoce que en Madrid Destino hubo prácticas inauditas durante  los primeros años de legislatura, y temen que en la última etapa las prácticas se hayan repetido. Es por ello, que piensan consultarle a la alcaldesa Manuela Carmena ¿Qué está haciendo y qué va a hacer como presidenta de Madrid Destino ante los resultados que produjo  la auditoría? Además ¿Qué está esperando?

Igualmente el Partido Popular solicitará explicaciones

Considera la concejala Isabel Rosell que el actual gobierno ha transformado a Madrid Destino en un cortijo y creen que el mismo es su cajero personal. La auditoría realizada arroja que Madrid cuando se proclamó no tenía ningún proyecto cultural y es una vergüenza la desorganización. Y lo más extraño es que no ha logrado mejorar y así lo destaca el contrato más reciente otorgado a la hija del CEO.

Por su parte, Sofía Miranda concejal de Ciudadanos, dijo que  el documento que tuvo en sus manos y pudo analizar, ratifica la falta de planificación e improvisación del programa y la inexactitud de los objetivos planteados por parte de la alcaldesa Manuela Carmena para con Madrid Destino.

Señala que el fallo de los procesos determinados no evidencian el uso que ha estado dándole Carmena a la organización. Asimismo Ciudadanos pedirá explicaciones al Partido Socialista Obrero Español, quien conocía el contenido del informe desde el mes de noviembre del año pasado y mantuvo un silencio que lo señala como cómplice en la falta de control de la mencionada empresa.