Compartir

Desde hace ya unos años, concretamente desde el año 2012, los empleados de la Seguridad Social de Madrid, vienen sufriendo una serie de recortes realmente importantes. Y no nos estamos refiriendo solamente a recortes desde el punto de vista económico, sino también desde el punto de vista del personal.

De hecho, hasta tal punto ha llegado la situación que los diputados del PSOE Rafael Simancas y Mercé Perea, ya han preguntado a los responsables de la Comunidad de Madrid sobre este asunto al ver que desde el año que acabamos de mencionar la Seguridad Social de la capital ha perdido un 17% de sus trabajadores.

Las implicaciones han sido denunciadas por los sindicatos

Lo que en un primer momento podría parecer una medida temporal para paliar las consecuencias de la crisis económica, se ha convertido en toda una norma. De hecho, desde la oposición se culpa al gobierno madrileño por parecer que está muy cómodo en esta situación en la que los trabajadores son despedidos de forma fulminante aduciendo únicamente razones económicas.

Pero todo esto va un poco más allá ya que los sindicatos han demostrado que la Seguridad Social puede sufrir un verdadero colapso de no cambiarse la situación. Y es que ya han sido varios los casos, por ejemplo, en los algunos trabajadores han tenido que solicitar la baja laboral ya que se ven con tanta carga de trabajo que no pueden soportar la presión. Una presión que llega directamente de los mandos superiores ya que, como es de esperar, hay que realizar el mismo trabajo que se hacía antes pero con muchas personas menos por lo que los horarios, los descansos y las jornadas de trabajo se ven alteradas de una manera tal que afecta directamente a los empleados, a los que quedan de momento, en la Seguridad Social madrileña.