Compartir

Con la premisa de menos compras y más adrenalina, llega la propuesta de los centros comerciales del futuro inmediato, apostando por espacios donde las tiendas van a compartir las tradicionales compras con propuestas de ocio de todo tipo.

Atrás irán quedando esos lugares con un montón de tiendas de lado y lado, que te llevan por un eterno deambular tal como si de robots se tratara, carentes de personalidad y donde el ambiente es por demás bullicioso.

Ahora se abre el paso a locales donde también puedes hacer tus compras, pero además divertirte con elementos como las divertidas tirolinas.

La pauta la viene a marcar en mega centro comercial Open Sky, con una tremenda visión futurista que abrirá al público el próximo mes de abril en Torrejón de Ardoz. El espacio cuenta con 100.000 metros cuadrados de construcción y promete ser el más grande de esta comunidad.

La ubicación es más que estratégica ya que cuenta con los accesos que le brinda su cercanía a la A-2 y a la ciudad de Madrid.

La visión de Phalsbourg es muy acertada ya que sabe que actualmente las personas optan cada vez más por las compras online y por tanto hay que brindarles espacios para que vivan otras experiencias, con actividades de ocio y espacios que convivan con la naturaleza.

Explica Raphael Martin, presidente de esta empresa en España, que el 65% que han dedicado a la moda en este centro comercial será cada vez más reducido y esta tendencia ya se manifiesta en otros países, gracias a que las personas hacen sus compras por internet.

La idea es llenar esos espacios con oportunidades de ocio y con naturaleza, es por ello que el Open Sky estará lleno de zonas verdes y rodeado de muchos árboles, algunos de los cuales alcanzaran los 30 metros y serán trasladados a Torrejón desde distintas partes de España, Italia y Francia.

¿Qué más ofrece este nuevo concepto de centro comercial?

  • Un lago de 10.000 metros2 que se convierte en el pulmón del lugar, con cascadas, fuentes más un show de sonido y luces espectacular, además de las barcas con las que se podrá recorrer.
  • Un auditorio para conciertos, obras, desfiles y demás eventos gratis. Beach club con piscina, jacuzzi y playa de arena para el verano.
  • 32 restaurantes dispuestos alrededor del lago, 3.500 metros2 dispuestos como zona infantil provista de muros para escalar, pantallas interactivas y columpios. Habrá túneles de viento, circuito de karts, pistas de patinaje, tirolina y trampolines.
  • Por supuesto hay cine y bolera pero les toca compartir espacio todas estas propuestas y con bares de copas, dance floor, karaoke y mucho más.

Este es el primero de muchos megacentros futuristas que el grupo francés con representación en España desea construir.