Compartir

Los loteros han sido debidamente notificados el día de ayer sobre un conjunto de normas que deben seguir hasta el próximo 18 de enero, para evitar así ser multados.

Así mismo la Policía Municipal será el organismo encargado de velar por que estas se cumplan y así mismo deberán de revisar la correcta ubicación de estos vendedores de Puerta del Sol, la cual debe ser de obligatoria obediencia por parte de los mismos.

La finalidad de las normas es evitar a toda costa que los loteros congestionen el transito es esta zona neurálgica de la ciudad y es que de acuerdo a la información emanada de la Policía, estos vendedores ambulantes se concentran principalmente en los alrededores de la plaza, por consiguiente se les ha solicitado evitar las entradas del metro y los accesos a Puerta del Sol con las respectivas distancias de rigor de las administraciones de lotería; el número de personas que se dedican a este oficio es de al menos 150 y existen ocasiones donde hay un poco más.

loteros madrid

Los agentes además de hacer cumplir estas normas, deben constatar que todos estos vendedores cuenten con la permiso necesario para realizar su actividad, además deben lidiar con las riñas entre ellos mismos por la ubicación en ciertos lugares estratégicos y también con que se mantengan alejados de las administraciones de lotería, ya que les restan clientes ofreciendo los décimos; aunque el objetivo principal es evitar que congestionen las zonas de alto tránsito.

Es importante verificar que en efecto existan los contratos entre la administración centralizada de Loterías y estos loteros ambulantes, lo cual legaliza la venta con décimos, cada uno de ellos debe contar con la suya para sí dar cumplimiento a lo acordado con APRECA y SELAE que son las asociaciones que rigen las loterías y protegen a los comerciantes de este sector.

Por su parte, los loteros están llamados a prestar toda la colaboración posible a los agentes y acatar todas las observaciones que tengan a bien darles, dado que son privilegiados en el sentido de que el Ayuntamiento no les cobra tasa alguna por desarrollar esta actividad.

En su defensa, dos loteras opinaron que llevan ya muchos años ejerciendo la actividad, desde su punto de vista el principal problema son los vendedores de loterías que trabajan ilegalmente, es decir, que carecen de los permisos necesarios para hacerlo; estas personas son las que ocasionan problemas a quienes ya llevamos años en esto, que ya sabemos dónde ubicarnos y que acatamos las recomendaciones de los agentes, ya que llegan y ocupan nuestros lugares sabiendo que no es correcto y también se colocan en lugares no aptos, debido a que obstaculizan el transito; los que ya tenemos tiempo en esto inclusive estamos dispuestos a pagar por nuestro lugar.