Compartir

Con la premisa de ajustarse a la regla de gasto en el 2020, el Ayuntamiento define sus medidas como una significativa bajada de la presión fiscal.

Tal como la ha señalado José Luis Martínez- Almeida con las medidas será notable la bajada de presión fiscal, anunciadas en el marco de las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento de Madrid correspondientes al 2020.

Se contempla entre ellas, la reducción de la cuota del impuesto para los residuos urbanos, bajar el gravamen correspondiente al Impuesto de Bienes Inmuebles, apoyar a las familias con muchos miembros con la bajada del IBI y aumentar la bonificación ligada al impuesto de plusvalías.

Estas bajadas son la consecuencia del acuerdo con Ciudadanos según explica el alcalde, mientras para Begoña Villacís como vice alcaldesa señala que es posible mantener una buena calidad de vida con impuestos bajos, para lo cual han trabajado como coalición y lo han conseguido.

La base sobre la cual se fundamenta esta reducción fiscal, producto del acuerdo entre PP y Ciudadanos tiene 4 ejes los cuales permitirán que al menos unos 2 millones de habitantes de la ciudad de Madrid se ahorren en impuestos la cantidad de 82 millones de euros.

Este ahorro se desglosa en las siguientes partidas:

Un 0,4% del IBI

La alcaldía pretende reducir la tasa actual del Impuesto de Bienes Inmuebles de 0,51% a 0,4% a lo largo de sus 4 años de gestión.

Para conseguirlo, el primer paso es reducir a 0,48% del tipo general en el 2020. Respecto al tipo que hoy en día tienen las viviendas de la ciudad esto representa un 5,39% menos.

Bonificación que recibirán las familias numerosas

En este apartado hay una gran diferencia entre dos grupos, uno es de familia numerosa general y otro de familia numerosa especial. En el primero se incluye a aquellas que tienen 3 hijos.

En el segundo se contempla las que tienen más de tres hijos o casos donde la familia tenga 3 hijos y al menos uno de ellos tenga discapacidad. Las familias beneficiadas serán aquellas que tengan en propiedad un inmueble que se utilice como vivienda habitual.

En residuos hasta un 70%

El proyecto va de bajar la tasa originada por la prestación del servicio en inmuebles que estén desocupados, de igual forma para aquellos locales que recién inician la actividad comercial una rebaja del 70% del impuesto durante los 2 primeros años.

Bonificación de plusvalías

Este también ha sido tomado en cuenta para las bonificaciones fiscales de cara al 2020, en los casos de transmisión mortis- causa de locales, negocios o viviendas familiares.

Las rebajas fiscales van por tramos a secciones definidas por el valor catastral del bien heredado.

Con todo esto la regla de gasto aún se desvía en unos 335 millones en el 2019, de cara al 2020 la premisa es cumplir con ella, para lo cual pretenden prescindir de algunos gastos innecesarios, entre ellos gastos en propaganda o subvenciones ya firmadas que son revertibles.