Compartir

Entre el cansancio y la alegría, los taxistas de Madrid desconvocaron la huelga y levantaron la ocupación del paseo de la Castellana, que había sido cortado desde el lunes, a la altura del Ministerio de Fomento.

La reunión en Madrid, terminó el miércoles pasadas las once de la noche.Pocos minutos después, la alegría del portavoz del colectivo y los abrazos con sus compañeros, ya denotaban un sentimiento de victoria entre los representantes del sector del taxi.

La regulación del transporte es competencia estatal, pero lo que se ha acordado con el ministro de Fomento tras la reunión con los representantes de las Comunidades Autónomas, es instrumentalizar una nueva normativa, a fin de que las comunidades autónomas tengan la facultad de regular las licencias dentro de su territorio.

El traspaso será voluntario y si alguna comunidad en concreto no quiere regularla, la competencia seguirá siendo estatal en su caso.

Los taxistas de Madrid declaran una tregua y desconvocan la huelga

Otra de las medidas que propuso el gobierno español en la reunión, fue la creación de un grupo de trabajo en un plazo de tres meses, para aportar soluciones en cuanto a la polémica proporción de limitación de licencias del ratio 1/30.

Que la regulación pasara a manos de las comunidades y de los ayuntamientos, era una de las demandas que trasladaron los taxistas en la reunión del lunes y que Fomento ya aceptó. Precisamente por este motivo, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, solicitó desconvocar la huelga.

El nuevo marco normativo, se hará probablemente mediante un decreto ley que modificaría la ley de transportes, y que se prevé tenerla lista para su aprobación, en el mes de septiembre.

La Federación Española del Taxi ha señalado, que la huelga ha llegado a una “tregua” y que los taxis de Madrid, volverán a prestar servicio. Sin embargo, los taxistas han amenazado con volver a movilizarse en el mes de septiembre, si Fomento no cumple con trasladar las competencias para regular los VTC a las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

Los taxistas concentrados, calificaron como una batalla ganada que se les otorgue a las comunidades que así lo requieran, la posibilidad de regular las licencias VTC, que son las que utilizan las empresas como Uber y Cabify para operar.

El gobierno español también pondrá en marcha un registro informático, de la actividad de los vehículos VTC para que se ajusten a la normativa vigente.

Los representantes del sector, ofrecieron disculpas a todos los ciudadanos y usuarios del servicio de taxis, por los inconvenientes causados. Sin embargo, consideraron que valió la pena el sacrificio. Igualmente, se comprometieron a operar con normalidad y a dejar el paseo de la Castellana limpia y ordenada.