Compartir

El Gobierno regional preparó el documento para la nueva Estrategia de Residuos de la Comunidad de Madrid 2017-2024, donde se vislumbra una inversión de 366 millones de euros hasta el año 2024, de los cuales 232 millones se destinarán para cofinanciar junto con las mancomunidades, la construcción de nuevas plantas para el tratamiento y eliminación de basura de los tres principales vertederos ubicados en Alcalá de Henares, Pinto y Colmenar Viejo.

La Comunidad de Madrid aportará hasta el 50 % de las nuevas plantas de tratamiento y asumirá el coste íntegro de la recogida y tratamiento de desechos hasta el 2021, de todas las localidades menores a mil habitantes, después se comenzará a rebajar anualmente el 10% de ese importe. Por otra parte, destinará otros 17,6 millones de euros para el tratamiento de residuos a los municipios que tienen una población inferior a los 5 mil habitantes y 5,3 millones de euros, para los municipios con una población entre 5.000 y 20.000 habitantes y se ampliará a localidades más lejanas.

La mancomunidad del Valle Norte del Lozoya recibirá unos 12 millones de euros

La mancomunidad del Valle Norte del Lozoya recibirá unos 12 millones de euros

El plan de construcción de nuevas infraestructuras y la renovación de las existentes, busca cumplir con la normativa europea y acabar con el vertido de desechos que contaminan el ambiente. En este sentido, el objetivo principal de la Comunidad de Madrid, es desarrollar una nueva estrategia basada en “Residuo Cero”, que consiste en prevenir la reducción al máximo de la generación de residuos, para transformarlos y poder ser reutilizados o reciclados.

El vertedero de la mancomunidad del este, ubicada en Alcalá de Henares, que ofrece servicios a casi 700.000 habitantes de 31 municipios, es algo distinta, ya su situación es muy crítica y se encuentra a punto de colapsar, por lo que La Comunidad de Madrid se ha comprometido a sufragar el 50% de dicha obra para la construcción de una nueva planta de tratamiento y acabar con el vertido de bolsas de desechos.

La intención del Gobierno regional es que este sea el primero en recibir la inyección económica, por tanto será el primer vertedero en ser sustituido, levantándose una nueva planta en la cercana localidad de Loeches.

En este mismo orden, la mancomunidad del Sur con 1,9 millones de habitantes, la Comunidad de Madrid aportará a un máximo de 151,1 millones de euros, de los cuales 127,8 se destinarán a eliminar el vertedero de Pinto e invertir en una nueva planta de tratamiento.

Por su parte, la mancomunidad del Noroeste en Colmenar Viejo, con 657.000 habitantes, recibirá 59,8 millones de euros, de los que 51,8 millones serán para nuevas instalaciones y ya para el 2024, el único vertedero que seguirá operativo será el de Valdemingómez.