Compartir

Una de las principales consecuencias que ha tenido la crisis económica en España es que han salido a la luz algunos problemas que pensábamos que no existían. Uno de estos problemas, que puede ser incluso uno de los más graves, es de la formación de las personas mayores de 25 años.

Esta falta de formación, que en muchas ocasiones es falta de formación básica, hace que en ningún momento de sus vidas hayan podido acceder a un puesto para el que se requiera cierta formación. Algo que si bien es cierto que hasta el año 2008 no suponía un problema, hoy sí lo es debido a la cualificación tan elevada que tienen algunas personas.

La inversión está en mínimos históricos

Sin embargo, lejos de luchar contra esta lacra en la Comunidad de Madrid parece que se está haciendo justo lo contrario. Hasta el momento, aquellas personas que pasaban de los 25 años y no tenían ninguna clase de formación, podían acceder a alguna gracias a los poco más de 50 millones de euros que se destinaba a ellos. Hoy, la inversión ha descendido hasta los 34 millones de euros lo que supone un descenso del 40%.

Este descenso de la inversión tiene una consecuencia directa que no es otra que el aumento del paro dentro de esta franja de edad. Y es que, es como el pescado que se muerde la cola. Al no haber inversión, no hay personas que puedan acceder a puestos de trabajo cualificados y hay más paro. Si a todo esto le reduces aún más la inversión, tenemos un caldo de cultivo perfecto para que esta situación no se arregle al menos dentro del medio plazo.

Por todo ello la Comunidad de Madrid tendrá que realizar nuevas inversiones para poner remedio a una situación que puede llegar a ser muy grave.