Compartir

Inmerso en el Plan Especial de la Comunidad de Madrid, ya se ha iniciado la implementación de la Unidad contra el acoso escolar, una excelente iniciativa del gobierno madrileño para luchar en contra de esta lacra.

Las acciones llevadas adelante con la puesta en marcha la Unidad contra el acoso escolar ya comienza a mostrar resultados positivos.

Uno de los tutoriales que se realizó en el colegio Patriarca Obispo Eijo y Gary, demostró la capacidad de alumnos de sexto de primaria de expresarse con claridad y manifestar empatía y amabilidad mediante la aplicación de un ejercicio donde debía enumerar las cualidades de una de sus compañeras de aula y como esta recibía y concordaba con buen agrado la descripción.

Los pequeños son reunidos en un círculo para que puedan mirarse unos a otros y bajo la dirección de un tutor de cyberbullying, se van paseando por distintas situaciones que les permitan comprender de que va la empatía, son aconsejados por este sobre qué hacer en caso de potenciales mensajes de acoso recibidos por sus redes para que no sientan temor de hablarlo con sus padres o maestros, destacando la importancia de expresar afecto a los demás y recibirlo por igual.

Madrid de frente contra el acoso escolar en todas sus formas

Cristina Cifuentes ha hecho presencia en el centro escolar, dado que ha sido uno de los pioneros en la implementación del Plan con el fin de constatar de primera mano cómo se desarrolla el taller y obtener la opinión de boca de los representantes del colegio.

La presidenta regional se ha tomado muy en serio el detener a este mal que aqueja a alumnos, padres y maestros por igual, asumiendo las riendas desde el Gobierno para combatirlo y cercando cualquier actitud que conlleve a la violencia y a la intolerancia dentro de las aulas. Se trata de una causa donde deben coincidir profesores, familiares y centros educativos y que ya ha comenzado a rendir sus frutos.

A un año de haber sido implementado los casos registrados, han pasado de 179 en el período escolar 2015- 2016 a 111 en el 2106- 2017, lo cual se traduce en una disminución de casos del 38%.

Para el 2016 las cifras dan cuenta de que un 60,36% de los acosos son grupales y mientras los individuales representan el 39,64%, los presenciales representan un 84,68% mientras que el ciberacoso alcanza un 15,32%; si de mayor incidencia hablamos estas se registraron en educación secundaria obligatoria de 79 casos, 39 se llevaron a cabo en el curso 1ro.

La mayoría de los casos son denunciados por los padres, lo que indica que pese a que más del 60% de los alumnos han sufrido de algún tipo de acoso, se resisten a denunciarlo.

La Unidad de acoso escolar va acompañada del Test online contra el acoso; en los centros donde este ha sido aplicado se ha detectado la reducción de un 53% de los casos potenciales de acoso.