Compartir

El segundo país más afectado por el Covid 19 es España, en la que los casos supera ya los 100 mil en todo el territorio. Madrid ha sido el epicentro y en la que se han producido la mayor cantidad de víctimas mortales.

Ha sido algo que nunca se había vivido en el viejo continente y lamentablemente nuestra nación ha tenido que padecerlo. En una reciente noticia es que se ha abierto una tercera morgue exclusiva para fallecidos por coronavirus, así de fatal ha sido la pandemia.

Se trata del Palacio de Hielo, que será puesto a disposición de toda la comunidad para que sirva temporalmente como morgue. El Ayuntamiento de Majadahonda ha estrechado lazos con el Ayuntamiento de Madrid para poder prestar un mejor servicio a toda la sociedad.

Se trata del tercer edificio que se utiliza para estos fines, un número alto y que refleja la catástrofe que ha significado el Covid 19 para todos los madrileños. El primero fue el Palacio de Hielo de Madrid y luego uno de los edificios de la Ciudad de Justicia que funcionará en el futuro.

La idea es descongestionar un poco lo que están viviendo los principales centro de salud de la región, brindarles un mejor servicio a los familiares de los enfermos y un espacio idóneo para hacer los procesos pertinentes a las víctimas de la pandemia. Así todo será mucho más organizado.

El Palacio de Hielo en Majadahonda tiene una superficie estimada de 1800 metros cuadrados y se encuentra en todo el frente del Hospital Universitario. Está perfectamente acondicionado para poder servir momentáneamente como morgue. La alcaldía de Madrid está dotándolo de los insumos necesarios.

Esto demuestra el esfuerzo impresionante que está haciendo el gobierno de Díaz Ayuso para poder proteger a la población madrileña, que se ha visto muy golpeada por la pandemia. Los servicios sanitarios de toda la ciudad están abarrotados de personas y están a punto del colapso total.

Hay que agradecer al ayuntamiento de este municipio por prestar este recinto que es histórico y de carácter público para diferentes actividades. En estos momentos hay que prestar la máxima colaboración posible para que juntos se pueda superar uno de los mayores retos en la historia contemporánea.

Debería servir de ejemplo para los demás municipios y comunidades autónomas de España, que aún están en conflicto más que todo por motivos políticos que no se compadecen con la coyuntura actual.

Es hora de dejar los intereses personales de lado y entender que solo hay un objetivo en estos momentos: preservar la vida de todos los españoles. El problema se está saliendo de las manos y si no se hace algo pronto podría ser más grave de lo que es hoy en día.