Compartir

Un gran número de personas, con Smartphone que apuntan en una sola dirección, rodea a un músico muy joven que interpreta una canción mientras se encuentra en la Plaza de Callao.

Por ahora ese es el escenario especifico, sin embargo, esta situación podría estar ocurriendo en alguna de las tantas calles que existen en el centro de Madrid, lugar escogido por todo tipo de artistas y músicos que se reúnen ante la mirada atenta de cientos de turistas curiosos que transitan por esta capital.

Según algunos datos recolectados por el Ayuntamiento, en las inmediaciones del centro hacen vida unos 900 artistas que disponen de una autorización para llevar a cabo su actividad estando en la misma vía pública.

No obstante, desde la corporación del municipio se están tomados serias medidas para hacer que este tipo de situaciones cambie totalmente lo más pronto posible, esto a consecuencia de una gran cantidad de denuncias formalizadas por comerciantes y también vecinos de la zona.

La policía del municipio efectuó al menos unas 300 denuncias aproximadamente de los habitantes de las áreas residenciales de Madrid, debido a las molestias producidas por el ruido durante estas actividades en lo que fueron los últimos  meses del pasado año 2019.

A consecuencia de estas circunstancias, la medida tomada desde el propio distrito Centro, fue llevar a cabo una disminución bastante importante de todas las autorizaciones dadas a los músicos que realizan sus actividades musicales en las calles.

A pesar de la decisión, todavía no se llega a un acuerdo acerca del recorte de estas autorizaciones, debido a que están a la espera de solicitar una reunión en conjunto con la asociación de músicos callejeros.

Sin embargo, la reducción que se efectuará será significativa ya que piensan que la cantidad vigente de estas licencias es demasiado alta.

Entre las medidas que están siendo estudiadas en Centro, se encuentra un cambio del método utilizado para recibir las autorizaciones y que además, harán una reordenación para los músicos que tocan en estos espacios. En primera instancia, se llevara a cabo mediante un sorteo y cada uno de los músicos deben estar presentes para obtener sus concesiones.

Todas estas situaciones han empujado al distrito Centro a que actúe y al mismo tiempo, detenga la entrega de autorizaciones a los músicos de forma indefinida o al menos hasta que se pongan a prueba nuevas estrategias.

Otra de las medidas que se efectuaran, es que la identificación de los músicos sea todavía más visible y a su vez, autorice a los músicos a estar dentro de las inmediaciones donde fueron situados con el fin de facilitar la tarea que tiene la Policía Municipal y también, hacer uso de la expresión “músicos de calle” y no “músicos callejeros” ya que den este modo suena menos ofensivo.