Compartir

La capital de España está sufriendo un grave problema con todo lo que tiene que ver con los animales abandonados en general y con los perros en particular. De hecho, en el último informe que se ha elaborado se ha dado un dato que es alarmante desde todo punto de vista y es que ya se ha superado el límite que tiene la perrera municipal, el cual, está marcado en 200 perros.

Esto hacer que no se puedan atender a las decenas de perros que hay por las calles madrileñas y que no solo es un problema de estética para los turistas sino que al mismo tiempo se está convirtiendo en un problema para la seguridad de muchos madrileños ya que no se sabe cuántos de estos perros pueden pertenecer a razas consideradas como peligrosas.

Un problema de concienciación

Desde las autoridades competentes se ha llegado a la conclusión que este es el principal problema. Por mucho que se quiera, siempre son pocas las campañas en favor de una concienciación en este tema. Los madrileños siguen comprando perros cuando lo mejor viendo el panorama actual es adoptarlos. De hecho se calcular que en realidad con unos 6.000 los perros que están en peligro de ser abandonados. No en vano, solo hay que ver algunos barrios dela ciudad para poder ver cómo los canes campan a sus anchas.

De todos modos, otro dato muy curioso que arroja este informe es que no solo los perros suponen un problema sino que los gatos también lo son. El problema es que este es un animal mucho más complicado de capturar y por lo tanto se hace menos hincapié en el hecho de tenerlos controlados tal y como se hace con el mejor amigo del hombre aunque esto no quiere decir que no sea algo que preocupe y mucho a los sectores más afectados.