Compartir

Después de más de dos meses de malas noticias parece ser que la luz del sol vuelve a salir para todos los españoles. El confinamiento se ha alargado casi 60 días, en las que han tenido que pasarlas en sus casas sin poder realizar sus actividades diarias. Más de 20.000 muertes han tenido la nación desde que comenzó la pandemia.

Las clásicas imágenes de cadáveres en los hospitales y personas aplaudiendo al personal sanitario para darles ánimo quedarán para el recuerdo y esperamos que más nunca tengan que vivirlo.

La última semana de abril y la primera de mayo iniciará la desescalada en las principales ciudades de España, entre los que se encuentra Madrid.

Las medidas no se relajarán de la noche a la mañana, ya que podría ser muy contraproducente. Las autoridades han dicho que se flexibilizará, creando una especie de nueva normalidad que se irá ajustando con el correr del los días.

A partir del 02 de mayo las personas podrán salir hasta ciertas horas de la noche. Podrán hacerlo en forma individual, manteniendo la distancia y las medidas de seguridad que ya se estaban implementando.

Las bicis serán el medio de transporte más usado, debido a que es un deporte netamente individual. Del resto habrá que usar el transporte público con mucho cuidado, y siempre con mascarillas y guantes hasta nuevo aviso.

Los comercios también estarán limitados. Se irán abriendo paulatinamente y aplicarán diversas estrategias para mantener el distanciamiento social. Las autoridades exigirán un aforo máximo y están estudiando instalar mamparas en restaurantes y bares. Todo con el fin de no romper las barreras.

Los negocios deberán tener muchos productos y protocolos de limpieza para poder desinfectar constantemente todos sus alrededores. Los horarios aún están por definirse, pero se presagia que cerrarán antes de lo normal para ver cómo sale todo.

Los negocios que irán abriendo serán de los más pequeños hasta los más grandes. No hay que olvidar que la mayoría de comercios de rubros no indispensables son los que se han visto más perjudicados. Es justo que ahora ellos sean los primeros que reanuden sus actividades.

Lo más importante es que las personas mantengan el mismo comportamiento que tuvieron durante el confinamiento. La distancia social, las medidas de higiene y limpieza son claves para poder tener una vida adecuada y evitar el riesgo de un nuevo brote.

Esto último es el miedo más grande que tiene el gobierno actualmente. En el mes de marzo algo parecido ocurrió en China por levantar medidas de higiene de forma muy radical y sin respetar las normas de seguridad. En España si siguen los protocolos no pasará.