Compartir

Una vez culminada la etapa de pujas la cual se ha estimado su cierre para Marzo, se dará inicio a las reformas de la Gran Vía.

Fuentes allegadas al concejal Calvo señalan que se espera que una vez adjudicadas las obras de reforma de la Gran Vía se comience la ejecución de las mismas estimando que sea a mediados o finales del próximo mes de marzo.

Así mismo se espera que ya para las próximas navidades las obras estén culminadas en su totalidad, la planificación está hecha para culminar en nueve meses los trabajos de reforma en condiciones óptimas; sin embargo, no se descarta que el camino se consigan con uno que otro contratiempo que demore o paralice las mismas.

En cualquier caso no deberían extenderse a más de un año y es que estas obras valoradas en unos nueve millones de euros, persiguen dotar a esta arteria principal de Madrid de un mayor espacio para el tránsito peatonal restando a cada sentido de la vía un total de 2 carriles y sumando un espacio de alrededor de 5.400 metros cuadrados a los peatones.

La Gran Vía cerrada al tráfico desde diciembre

De hecho, la Gran Vía ya experimenta ciertas restricciones implementadas desde el consistorio Madrileño, donde hasta ayer estaba limitado el tránsito de vehículos a los que no son de la zona, una medida que estuvo en vigor desde el 01 de diciembre, así mismo la colocación de vallados de hormigón para restringir el tránsito vehicular y dar más espacio a los peatones es otra de las medidas tomadas por el gobierno de Carmena y a la hora de atender las necesidades de los que allí viven.

La reforma de la Gran Vía contempla la construcción de un Área Central de Cero Emisiones inmersa en el plan de calidad del aire, el objetivo es que la ciudad tenga su Área de Prioridad Residencial donde estará restringido el tráfico de vehículos no residentes, se estima que para el mes de junio se comience con esta etapa de las reformas para lo que se prevé el cierre total al acceso vehicular.

La voz del sector hostelero que hace vida en la calle Montero se ha hecho escuchar; los mismos se quejan de que para ellos los efectos de la colocación del vallado para la ejecución de las obras serán devastadores para sus negocios, donde la única salida que ven posible es cerrarlos debido a que las condiciones de difícil acceso al público acarreará perdidas imposibles de asumir.

Otras obras que se llevaran a cabo en paralelo con las de las Gran Vía, son las de ampliación de la estación del Metro de la misma autorizadas por el Gobierno de Cifuentes, con las mismas será duplicado el espacio de dicha estación.