Compartir

En ocasiones las modas en los jóvenes y adolescentes son más peligrosas de lo que creeríamos. Hay que estar vigilantes a lo que hacen para que no sufran consecuencias fatales.

Esto es lo que le sucedió a Luna S, quien falleció intentando tomarse un selfie con su amiga en la azotea del edificio 74 por la calle Agastia, todo esto en Ciudad Lineal. Agentes de la Policía de Madrid hicieron el levantamiento del cuerpo.

No solo estaba acompañada de su gran amiga sino que otras chicas del liceo estaban junto a ella cuando perdió el equilibrio y cayó al suelo. Todas ellas querían hacerse una foto grupal tipo selfie. Desafortunadamente no pudieron.

Pasada las seis de la tarde los funcionarios de seguridad recibieron la llamada en la que les señalaron que una menor había caído por la claraboya de la azotea de un alto edificio. Después de llegar al lugar la trasladaron al hospital, pero murió horas después de ingresada.

El Liceo Francés era su lugar de estudio y había cosechado amigos por muchos salones, incluidos profesores. Sus compañeros se mostraron consternados por lo sucedido e incluso algunos pudiesen sentirse culpables.

madrid

El accidente ocurrió justo en la casa de su abuela y su padre no se encontraba en el país, ya que estaba haciendo unos trabajos en el exterior. En declaraciones a la prensa, los amigos hicieron saber que ya ella se había tomado varias fotos allí sin ninguna consecuencia.

Aún están investigando si los vecinos habían advertido sobre el peligro de apoyarse en las claraboyas de las azoteas, ya que finalmente fue lo que mató a la joven de 14 años.

Cuidado con las modas

No es el primer caso en España y en el mundo entero de accidentes fatales producto de querer tomarse selfies en lugares sumamente peligrosos, y sin los requisitos de seguridad mínimos.

Los padres con todas las tecnologías que tienen a su alrededor deben estar muy pendientes de lo que hacen sus hijos en el día a día, ya que sin malas intenciones pueden llegar a sitios o maniobras bastante lamentables.

Hay que hacer énfasis en la toma de decisiones. Pensar en las consecuencias de cada uno de sus actos y cómo su vida podría cambiar de un día para otro.

La personalidad juega un rol fundamental en el futuro de cada uno de nosotros, pero especialmente en los más pequeños, ya que hay presiones externas para querer estar a la moda y no sentirse rechazados por los grupos.

La educación y valores en casa es lo más importante para que estas desgracias no sigan sucediendo en nuestros países.