Compartir

Una de las defensoras más ilustres frente a la violencia de género, Nadia Otmani, ha destacado por hacer frente a Ortega Smith después de su pronunciamiento durante el acto del día contra la violencia de género llevado a cabo el Madrid, precisamente, en el ayuntamiento.

Después de sus declaraciones, Otmani le estaría esperando a pocos pasos de su estrado.

Esta mujer, con más de 20 años en una silla de ruedas, continúa su lucha por los derechos, siendo una de las figuras públicas más importantes en lo que a defensores del género se refiere. Su participación se haría notar cuando, en el año 1997, la mujer habría quedado discapacitada por enfrentar al agresor de su hermana.

Una ilustre contra la lucha de la violencia de género

La participación de Otmani habría llamado la atención de todo el público, después de que el portavoz de Vox se expresara sobre la violencia de género bajo sus propios juicios. El efecto, un refute inmediato por parte de Otmani ante Ortega Smith.

Sin pensarlo, Otmani refutaría inmediatamente contra Smith, asegurando que la ley debe mejorar, pero sin perder de vista la violencia de género, la cual ha atentado principalmente contra las mujeres.

Otmani se convertiría en una contraparte y vocera ante la considerada agresión machista por parte del portavoz de Vox durante el encuentro en el ayuntamiento de Madrid propiamente. Aseguró que el respeto a las víctimas tanto fallecidas como actuales, debe mantenerse de forma inquebrantable.

Una referente para la lucha contra la violencia de género

Otmani ha sido reconocida por diferentes identidades pertenecientes al gobierno español. Autoridades que han destacado la participación de la defensora de los derechos contra la violencia de género como un punto de partida importante para el desarrollo de esta causa

Otmani recibiría tres disparos en el año 1997 a razón del agresor de su hermana Rashida. Desde ese entonces, la luchadora contra la violencia de género ha circulado en silla de ruedas, sin embargo, esto no ha sido impedimento para mantener su participación como una de las activistas más destacadas contra la lucha de la violencia de género.

La lucha sostenida por Otmani ha identificado a otras activistas, quienes se agrupan cada vez más en un gremio mucho más grande. Su propuesta, advertir que no importa el origen ni la cultura, pues la violencia de género no reconoce variantes culturales.

Las declaraciones de Vox supondrían un efecto volátil para Otmani, por lo que esta declaró su importancia por no perder el hilo conductor de su lucha, asegurando que es inadmisible que se olvide a todas las víctimas de la violencia de género, y que ahora es cuando debe hacerse un llamado ante declaraciones de violencia machista como las de Smith.