Compartir

La edil y delegada de Área de Medio Ambiente y Movilidad de Madrid, Inés Sabanés, junto a la directora general de Aguas y Zonas Verdes, Beatriz García San Gabino y el concejal de Retiro, Nacho Murgui, han dado información relacionada a las acciones efectuadas en el parque de El Retiro, tras el suceso acontecido el sábado 24 de marzo, cuando el derribo de un pino de 15 metros, acabó con la vida de un niño de 4 años.

De acuerdo a sus declaraciones, el pino piñonero de 53 años no presentaba ningún tipo de problemas y su caída se debió a un colapso de la raíz.

El ejemplar pasó cuatro inspecciones desde el año 2012 hasta el día 22 de marzo, dos días antes de su caída. Durante las revisiones no se encontraron problemas de resistencia ni de anclaje en su base

Según la explicación técnica de la Directora General de Aguas y Zonas Verdes, el problema no es del árbol sino la larga sequía presentada en Madrid, esto ha sido un factor determinante para que el árbol haya llegado a su colapso. El suelo se va debilitando y al momento de presentarse las lluvias y los fuertes vientos, pierde la capacidad de retener las raíces, por tanto, no se puede prever este tipo de caídas, porque el árbol no muestra previamente alguna señal.

niño muere en Madrid por la caida de un árbol

Con relación al procedimiento de evacuación realizado el día del suceso, no fue hasta las 12:57 horas, cuando se dio el aviso de cierre del parque, por lo que se necesitó una hora y media para ser evacuado por completo, visto la alta afluencia que presentaba el parque ese día.

El fatal suceso ocurrió a las 13:30 horas, mientras aún estaba siendo desalojado el parque.

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid y a través de su portavoz José Luis Martínez-Almeida, informó que va a solicitar un Pleno Extraordinario, con la finalidad de que la delegada Inés Sabanés, pormenorice los hechos relacionados con la caída del árbol que ocasionó la muerte del menor y complete la información dada, ya que la considera insuficiente y algo contradictoria.

Por otra parte, Sabanés no descarta una revisión del protocolo de actuación en el caso de emergencia meteorológica. Indicó que de ser necesaria una modificación, esta se hará e implicaría también una reducción de los límites y un mayor cierre de parques.

Afirmó que ya se han iniciado conversaciones con técnicos, profesionales y trabajadores para el aporte de propuestas.

El Retiro permanece clausurado desde el nefasto día y continuará así hasta nuevo aviso. De la misma manera otros cuatro parques permanecen cerrados, el parque de Quinta de Los Molinos, El Capricho, Torre Arias y Paseo La Rosaleda.