Compartir

Después de 20 años de vigencia, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, actualiza el Catálogo de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, Establecimientos, Locales e Instalaciones de la región e incluye entre otras modificaciones, la venta de menús en locales de baile y discoteca.

El borrador de la nueva reforma fue elaborado gracias al apoyo de un grupo de representantes del sector de la restauración y el ocio, la Federación de Municipios de Madrid (FMM), así como la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAMV), que se han manifestado de una manera propicia a este cambio.

La aprobación de la misma se tiene prevista para finales de este año y se procura optimizar la defensa a los consumidores, asegurar la avenencia con los vecinos y proporcionar protección jurídica a los empresarios.

Con esta normativa se amplía jurídicamente la compatibilidad de las actividades de restaurante, bar, cafetería y música en un mismo local y se reglamentará la venta de comida con despacho a domicilio, invariablemente sí las disposiciones urbanísticas y medioambientales, así lo aprueben, adoptando con ello las mayores garantías de seguridad y descanso a los residentes.

Ángel Garrido, actualiza el Catálogo de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, Establecimientos, Locales e Instalaciones de la región

Se trata de algunos de los nuevos escenarios reales, no vislumbrados en el vigente catálogo y que finalmente se han logrado apuntalar.

El Gobierno de la Comunidad madrileña discurre que la modificación del catálogo permitirá una regulación ajustada de cada una de las categorías existentes, lo que ofrecerá a cada ayuntamiento municipal, una mejor descripción de las actividades, al momento de otorgar licencias y de fijar medidas de seguridad, en lo que respecta a la insonorización e higiene de los establecimientos que se dedican a las actividades de ocio y restauración.

Igualmente, se dará protección jurídica a las actividades que ofrecen los locales con tv o música con un nuevo concepto denominado “bar restaurant musical”.  También, a las salas de conciertos y teatros alternativos, así como a las áreas y parques de recreación infantil, que no están consideradas ni reguladas en la normativa actual.

De acuerdo al portavoz de FRAVM, obligatoriamente las actividades múltiples en un mismo local, deben venir acompañadas con  una modificación en los horarios, por lo que se debe garantizar un control y supervisión del cumplimiento en materia de medidas de seguridad, aislamiento acústico e higiene.

En el sector del Ocio y la Cultura, elogian la nueva actualización del catalogo. Por su parte, la Federación Regional de Municipios de Madrid sugiere que la reforma debe conllevar a resguardar el descanso de los residentes, controlando los horarios y límites máximos de ruido permitidos en la comunidad.