Compartir

Una de tubería perteneciente al Canal de Isabel II, ubicado en Atocha, se rompió recientemente e inundó de agua los rieles del túnel de Recoletos y durante más de 4 horas causo grandes retrasos en cada una de las líneas de la red.

Efecto rebote y críticas de los usuarios

Dicha ruptura supuso un contratiempo que afecto igualmente al Metro de Madrid, el cual a primera hora se vio obligado a suspender el servicio que prestaba en la línea 1; además, los habitantes del área afectada quedaron completamente sin agua hasta alrededor de las 05:00pm.

A eso de las 6.30am, cuando fue detectado el problema en la tubería, distintas líneas de Cercanías (C1, C2, C7, C8 y C10) comenzaron a presentar fuertes retrasos, los cuales en varios de los trayectos llegaron a prolongarse por aproximadamente 2 horas.

Asimismo, la inundación de agua en las vías, hizo que Renfe se viera obligado a suspender el tráfico ferroviario en dicho punto debido a razones de seguridad; comenzó como un cierre parcial y en poco tiempo fue completo, e igualmente, fue necesario modificar tanto el recorrido como el destino usual de varios de los trenes que prestaban servicio.

De acuerdo a lo señalado por fuentes de Adif, del modo que suele suceder siempre que se presenta alguna incidente, el denominado efecto rebote termino por complicar al flujo de todos los trenes que conforman la red; mientras que las líneas que recorren el túnel de Sol y la C-5 se vieron afectadas por grandes retrasos como consecuencia del gran tráfico en la entrada de Atocha.

La avería del túnel de Recoletos fue solventada alrededor de las 10:30am, desde ese momento los trenes empezaron a recuperar tanto sus recorridos como sus destinos usuales de forma gradual, al igual que las frecuencias de paso.

El motivo de los retrasos no impidió que surgieran numerosas críticas por parte de los usuarios, quienes hicieron uso de las redes sociales para expresar su gran molestia, sobre todo, debido a la interrupción del túnel de Recoletos, el cual supone un punto neurálgico dentro de la red.

Este fue recientemente reabierto después de haberse mantenido clausurado por alrededor de medio año a fin de experimentar una reforma integral, la cual sería realizada justamente para detener la cantidad de incidentes.

El Metro de Madrid fue igualmente afectado

Pese a que los cortes no tuvieron la misma importancia y no se prolongaron tanto tiempo, el problema en el Canal, afectó igualmente el servicio ofrecido por Metro de Madrid. Únicamente la línea 1, desde la estación de Tirso de Molina hasta la de Atocha Renfe que se vio obligada a detener el tránsito en ambos sentidos durante unos 30min a primera hora.