Compartir

De un tiempo a esta parte el Partido Socialista Obrero Español no consigue aumentar puntos en las encuestas de satisfacción de la población española. Es cierto que de un tiempo a esta parte su declive es patente. Los ciudadanos, votantes o no del mismo, lo saben y lo viven.

Ante este problema el partido socialista no se ha quedado de brazos cruzados, sino que va a preparar uno de los planes más ambiciosos de su historia para encontrar soluciones a sus problemas.

Al cargo de este proyecto estarán Eduardo Madina, diputado socialista, y José Carlos Díez, economista. Desde 2013, el partido no había tejido un plan de tal envergadura. En este caso Madina y Díez contarán con expertos en todas las materias que les ayudarán. “Lo que salga del próximo congreso tiene una importancia excepcional, por lo que se realizará hasta junio un trabajo de reflexión en profundidad, aportación de materiales y diseño de las líneas maestras del nuevo proyecto”, señalaban desde PSOE.

El plan dará sus primeros pasos en enero y se presentará en congreso el 17 y 18 de junio. Además, en estos días se reunirá la comisión gestora, la cual anunciará y presentará este proyecto, pero precisará que el mismo no sustituye ni elimina la potestad de los militantes del partido de debatir y enmendar la ponencia marco que vaya a discutirse en el congreso.

“Somos conscientes de estar en un momento difícil: hemos sido derrotados dos veces en las elecciones generales, la socialdemocracia pierde fuerza, el proyecto europeísta está amenazado por la emergencia de los nacionalismos y de los populismos, a la vez que se extiende la incertidumbre en el mundo, especialmente tras las últimas elecciones en Estados Unidos”, apuntaban el PSOE a primeros de enero de este mismo año.