Compartir

La ciudad de Madrid ha sido una de las ciudades que más ha sufrido por el brote del coronavirus, a tal punto que han tenido que hacer una gran cantidad de acciones para poder hacerle frente a este reto tan grande.

Más de la mitad de todos los fallecidos están en la capital española. Los servicios médicos y sanitarios están completamente colapsados y las autoridades están desesperadas por encontrar soluciones. Una de estas ha sido la de desinfectar las residencias de personas de tercera edad.

Como sabrás los adultos mayores es una población de alto riesgo a los que les afecta enormemente este virus. Si les llega a tocar tienen más probabilidades de perder la vida o de tener síntomas graves. Por esto es que la Consejería de Políticas Sociales tomó esta importante decisión.

Esto se suma a los otros centros residenciales de tercera edad que ya han sido atendidos. Existe un protocolo muy completo que determina cuáles son las residencias que califican para estas acciones, ya que no hay la cantidad de recursos para atender a todos. La consejería de Políticas Sociales solicitó personal urgente debido a que muchos están infectados.

El número de fallecidos que viven en residencias mayores se calcula en unos 3.000 al finalizar el mes de marzo, un número demasiado alto y que revela la situación en la que se encuentran estas personas. Es imperativo tomar acciones urgentes para salvar muchas vidas más.

Recientemente España paso las 9 mil víctimas fatales, colocándose en el segundo puesto luego de Italia, una noticia que no es para nada alentadora. Los expertos indican que la curva de crecimiento ya llegó a su tope y los muertos empezarán a disminuir, algo que ya se está viendo levemente.

No obstante la situación aún es demasiado crítica. Jamás se había vivido algo similar en el país desde la guerra civil. A pesar de que se cuenta con unos de los sistemas de salud más avanzados del viejo continente no ha podido hacer frente ante la pandemia que ha alertado al mundo entero.

Estas estrategias iniciadas por el gobierno regional pueden ser muy positivas, ya que se trata reubicar a todas las personas que están en un gran riesgo de padecer esta enfermedad a la que no se le ha encontrado cura.

A mediano plazo puede significar un descongestionamiento de los servicios médicos ya que habrá menos pacientes infectados o con síntomas. Es importantísimo seguir al pie de la letra las medidas de confinamiento que han emitido las autoridades. No es nada agradable, pero es lo necesario para salir con vida de la pandemia.

Solo queda esperar a ver qué sucede en las próximas dos semanas, se dice que la curva ya podría aplanarse.