Compartir

La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) consignó en la Fiscalía información sobre presuntos delitos concernientes a las calificaciones que obtuvo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, tras cursar un máster de Derecho en el centro para que las investigue.

Según informó la universidad madrileña en un comunicado emitido este jueves, el rector de la institución, Javier Ramos, tomó esta decisión después de la investigación interna ordenada el 21 de marzo pasado y ante la aparición de informaciones que pudieran ser constitutivas de delito. Admitió que la universidad no puede “confirmar” de ninguna manera que Cifuentes defendió su tesis de maestría como se requiere, ya que no existe el registro para poder certificar su título.

El rector comparecerá hoy a las 13.30 horas ante los medios en el edificio del rectorado del Campus de Móstoles y para dar más detalles sobre este particular.

Por su parte, Cifuentes calificó de buena noticia que la URJC haya resuelto llevar el caso hasta el Ministerio Público, para que investigue si hubo delitos con las notas de su máster y confía que se llegue hasta el final.

Polémico máster de Cristina Cifuentes será investigado por la Fiscalía

El miércoles, el diario El Confidencial publicó una información inherente a la presunta falsificación en la firma de dos profesoras del acta del tribunal de evaluación del trabajo de fin de máster de Cifuentes.

Al final de una jornada de noticias trascendió que la profesora Alicia López de los Mozos había confesado ante la comisión de investigación de la universidad, que ella no evaluó ningún trabajo de fin de máster de Cifuentes, ni firmó dicha acta.

El Gobierno de la comunidad explicó que el acta mostrada públicamente, había sido facilitada por la propia universidad el mismo día que inició la polémica. La presidenta madrileña señaló que debía ser el centro el responsable de dar explicaciones sobre este tema y el rector de la URJC aseguró antes de Semana Santa, que actuaría con contundencia ante cualquier situación que ponga en duda la reputación de la institución.

Cifuentes habló desde Sevilla y en la inauguración de la convención nacional del PP, se mantuvo fiel a sus afirmaciones indicando que no ha cometido ningún delito y no piensa  echar marcha atrás, tampoco había mentido sobre los maestros y que la falta de documentación no era su culpa sino un asunto interno de la universidad, que esperaba finalmente se aclarara.

Así mismo confirmó que sí había presentado el trabajo final de máster ante un tribunal, sin embargo no aclaró sí habían presentes tres personas, en vista que la presentación fue hace más de seis años.

Las otras dos profesoras que aparecen firmando el acta, son Clara Souto y Cecilia Rosado, las cuales no comparecieron ante la Universidad, alegando baja por depresión.