Compartir

De creencias está lleno el mundo y España no es la excepción. Hace pocos días que acabó algunas de las celebraciones que data de muchos años en la que está incluida la celebración de San Isidro.

La gran pregunta de mucho es ¿por qué se celebra San Isidro en Madrid?  Aparentemente no existe una respuesta concreta ante esta interrogante.

Se dice que en 1080 nació este ejemplar hombre en el barrio de La Latina. Fue allí donde creció y se dedicó a la agricultura. Gracias a sus grandes dotes se convirtió en el patrón de la ciudad y de los agricultores, quienes lo veneraban constantemente.

Posteriormente los historiadores señalan que empezó a emitir una serie de milagros que cambió la vida de todos los habitantes a su alrededor, especialmente los que se dedicaban al campo y los animales.

Beatificación

Fue en 1619 y gracias al clamor de miles de habitantes que el Papa V ordena su beatificación, celebrándose su día el 15 de mayo de cada año, fecha en la que fue llevado a la Iglesia de San Andrés para su descanso eterno.

Poderes curativos

Fue a partir de este momento donde se percataron de los poderes curativos que tenía el cuerpo de San Isidro, donde pudo dar solución a problemas de muchas personas de la ciudad.

La aristocracia y corona española se benefició enormemente de sus poderes hasta el siglo XVIII.

¿Cómo lo veneran?

Dicen que el contacto con el cadáver en el sepulcro es de vital importancia para que sus poderes curativos hagan efecto. Muchas personas hacen vigilia durante nueve noches seguidas ya que es la única manera de que el santo haga mediación entre nosotros.

¿Y en Madrid?

En la capital española se acostumbra a visitar a la verbena de la Pradera de San Isidro donde hacen una serie de bailes y hacen comida típica para celebrar en su nombre.

Por lo general suelen vestirse con faldas de lunares y blusas color blanco con mangas de farol.  La cabeza es necesario cubrirla para que quede todo resguardado a excepción de los ojos y algunas partes de la nariz.

Mientras tanto los hombres pueden llevar pantalones oscuros pero bien ajustados, que sean a la medida. Chaleco, botas y una parpusa. Algunos incluso llevan gorras de cuadros, aunque no es obligatorio.

Como te podrás cuenta para todos los católicos es una celebración muy importante que casi por nada del mundo se lo pierden. Esta entre los santos más curativos que existe en la actualidad y es muy querido gracias a todas las obras que realizó en su juventud, acciones que lo llevaron a su beatificación.

Si vuelves a pasar por la ciudad de Madrid te recomendamos que pases por estas fechas para que veas la magnitud de esta celebración.