Compartir

Por muchos mecanismos que se pongan, parece que ningún partido político se puede librar de la lacra de la corrupción o, al menos, de las actuaciones no del todo legales. Esto mismo debieron pensar en el consistorio de la capital de España cuando una persona denunció el posible desvío de fondos tras la compra de varios equipos informáticos. Una denuncia sobre la que se han puesto a trabajar con Luis Cueto a la cabeza con el objetivo de determinar si realmente ha habido un desvío de fondos públicos.

2 millones de euros para equipos informáticos

Esta es la cuantía que el denunciante asegura que no tiene justificación ninguna. Y es que, tras autorizar la compra de unos equipos informático por parte de la unidad informática del ayuntamiento, la ausencia de facturas hizo saltar las alarmas. Era una cantidad lo suficientemente sustanciosa como para que no se justificase de ningún modo.

Medidas a corto y medio plazo

Estos son los dos bloques de medidas que se van a dar dentro del equipo de Manuela Carmena. En primer lugar se ha destituido de manera preventiva a Francisco López que es el subdirector del área de informática por las sospechas que se tienen sobre su participación en este hecho.

Por otro lado, desde el consistorio se han puesto en contacto con la empresa a la que se le solicitó el equipamiento, la cual, a su vez, subcontrató a otras dos empresas. Un contacto que terminado con el abono de 338.000 euros en concepto de los equipos que se han entregado ya que del resto no se tiene constancia.

A partir de aquí se investigará más a fondo todo el asunto ya que lo que se pretende es depurar responsabilidades incluyendo destituciones en caso de que este extremo sea necesario. La transparencia en el Ayuntamiento de Madrid es algo que no se puede negociar.