Compartir

El proyecto Madrid Nuevo Norte, la regularmente llamada “operación Chamartín”, ya tiene forma en una maqueta, la cual fue presentada el pasado viernes 27 de julio en las instalaciones del Centro del Ayuntamiento de Madrid y que permanecerá hasta el martes 31 de julio.

Después de un año y desde que las partes lograron llegar a un acuerdo, solo faltaría terminar algunos trámites de procedimientos administrativos, como es el informe sobre el impacto ambiental y una precisa modificación en el Plan General de Ordenación Urbana, para su definitiva aprobación en el Pleno municipal y de la Comisión de Urbanismo.

El acto de presentación contó con la asistencia del ministro de Fomento, José Luis Ábalos; la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmona; el presidente de la promotora Distrito Castellana, Antonio Béjar, así como el edil y delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

maqueta del proyecto urbanístico

Tras varias modificaciones en el proyecto, la impresionante maqueta de más de 15 metros cuadrados, con apreciaciones del entorno simuladas en diferentes pantallas, se aprecia tres nuevos rascacielos, sumados a las otras cinco torres, uno de ellos promete ser el más alto de España.

Se destaca grandes áreas verdes con una extensión de 400.000 m2 y la demarcación de cuatro principales perímetros: el centro de negocios, Fuencarral-Malmea; Tres Olivos y Las Tablas.

En la M-30 la parte sur y con 1.220.000 m2, será mayoritariamente el centro de negocios, y 260.000 m2, para unas 2.600 viviendas. La parte norte, será un 80% de zona residencial. Se estima la construcción de un total de 10.500 viviendas, de las cuales 4.000 mil serán de protección pública.

Otro de los aspectos importantes del proyecto se concentra en la estación de Chamartín, como centro estratégico, que se convertirá en un grandioso nodo de transporte público, conformado por el Metro, autobuses e interurbanos, con una superficie de 236.324 m2. Para este lugar, se tiene previsto realizar un concurso a nivel internacional para la presentación de ideas para su remodelación por parte de los mejores arquitectos y diseñadores.

A pesar de no tener una fecha final definitiva, el término que prevé el Ayuntamiento es llevarlo al Pleno en diciembre del presente año, luego de la modificación del Plan General. La aprobación definitiva por parte de la Comisión de Urbanismo sería como mínimo en abril de 2019.

Por el momento, aún se sigue esperando el informe preceptivo de impacto ambiental, elaborado por parte de la Comunidad de Madrid, para presentar el Plan ante la Junta de Gobierno. Situación que lamenta el delegado Calvo.

Cabe destacar, que el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, estuvo ausente en el acto de presentación de la maqueta.