Compartir

A partir de las 9:00 horas, la línea 6 del Metro de Madrid es un absoluto caos, se forma un tapón de gente en los andenes y vagones haciendo que no puedas entrar ni salir.

Hoy una mujer se ha desmayado, por otro lado ha habido una avería en la línea 1 y menos frecuencia de trenes, hace mucho calor y no hay aire acondicionado. Esas son las quejas y opiniones de algunos usuarios del Metro en las redes sociales.

El portavoz del Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro (SCMM), Juan Antonio Ortiz, advierte del peligro que implica las aglomeraciones y denuncia que la empresa no cumple con  la normativa de seguridad de un máximo de seis pasajeros por metro cuadrado.

También, desde inicios de este año, reclaman la falta de personal y de número de trenes en el Metro que permita prestar un mejor servicio. Es por esto, que se mantiene una mínima frecuencia de trenes.

Quejas por problemas de aglomeraciones en el Metro de Madrid

Desde Metro Madrid, niegan esta situación y aseguran que no se han evidenciado problemas en relación a las aglomeraciones. De igual manera lo confirmó el Gobierno regional, a través de su  consejero delegado de Metro de Madrid, Francisco de Borja Carabante, en una respuesta escrita al diputado regional de Podemos, Alberto Oliver Gómez.

Sin embargo, muchos usuarios se quejan de que tienen que esperar a coger el siguiente tren para poder entrar, las frecuencias son bajas y los pasajeros esperan hasta más de cinco minutos para que llegue el próximo tren.

El motivo es claro, faltan trenes y maquinistas, al ver las imágenes colgadas en las redes sociales, es evidente la acumulación de gente y el servicio prestado por el Metro.

Fuentes oficiales del suburbano, afirman que efectivamente se presenta gran afluencia de personas en horas puntuales y en ciertos días, pero nada que sugiera alguna situación de riesgo, por lo que el servicio se sigue prestando con total normalidad. En caso contrario, se tomarían medidas para regular el paso.

Según los sindicatos SCMM y la Unión General de trabajadores (UGT), hay un retraso considerable en la frecuencia de llegadas por la falta de conductores y de trenes, ya que algunos de estos vagones fueron sacados de circulación por la presencia de amianto.

Los conductores afirman que la frecuencia normal de los trenes es de 1,5”, y  actualmente están pasando cada 3,5”. Por otro lado, los usuarios y la UGT dicen que la demora supera los 6 “. Por su parte, la compañía asegura que en horas de 7:00 a 9:30 am y de 6:00 a 8:00 pm, el tiempo de espera entre un convoy y  otro es de dos a cuatro minutos como máximo.

Borja Carabante había informado, que para este mes de septiembre se iniciarían los acuerdos con los sindicatos para determinar las necesidades de contratación de nuevos maquinistas para 2019.