Compartir

El Juzgado de Instrucción número tres de Madrid, rechazó la denuncia presentada por la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, contra el ex secretario general del PP, Francisco Granados y decidió archivar el expediente del procedimiento.

En el auto de fecha tres de mayo, la juez de ese tribunal, María Isabel Durantez, estimó que la conducta del acusado no encaja en los delitos a los que se le acusan, como son los de trato degradante, difamación e injurias hacia Cifuentes.

Granados por su parte, había solicitado la nulidad del proceso por no habérsele notificado el auto de admisión de la denuncia, aludiendo una indefensión e impedimento para conocer los motivos de la decisión y la posibilidad de poder recurrirla.

Cifuentes presentó la querella mientras era presidenta de la comunidad, y tras conocer la declaración de Granados, ante el juez del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, donde expuso que Cifuentes conocía una caja B del PP, para sufragar los gastos en las campañas de Esperanza Aguirre en 2007 y 2011, teniendo a su vez, una relación muy cercana con Ignacio González.

Rechazada y archivada la denuncia de Cifuentes contra Granados

Dicha información fue publicada en algunos medios informativos, con el título de “Granados: Cifuentes tenía poder decisorio en la caja B por su relación sentimental con González“.

Granados afirmó en su declaración al juez Castellón, que Cifuentes se vanagloriaba de su mando en el PP de Madrid, gracias al mandato dado por Ignacio González, quien conjuntamente con Esperanza Aguirre, controlaba completamente las actividades ejecutadas en el Gobierno autónomo.

En tal sentido la Juez Durantez, no comparte las razones invocadas por Cifuentes, para apoyar el delito de trato degradante en los comentarios de Granados, sobre una supuesta relación sentimental clandestina y presunta trasgresión en contra de la dignidad de la mujer.

El Juzgado argumenta, que Granados se limitó a relatar y repetir a los medios de comunicación, lo que ya había declarado ante un Juez. En este sentido, no se puede considerar difamación, cuando el denunciado haya revelado hechos, ante una instancia judicial competente para su investigación.

La titular del Juzgado, se inclinó a favor de las libertades de expresión e información relacionadas a personas con cargos públicos, involucradas en temas de importancia pública, forzadas por este motivo, a tener que resistir de alguna manera, la posibilidad de que sus derechos individuales resulten vulnerados por apreciaciones e informaciones de interés general.

Por otro lado y en contra de esta decisión, la parte acusadora puede presentar un recurso de reforma dentro de los tres días, así como una apelación en cinco días. En ambos casos, el plazo comenzará a contarse desde el día posterior a su notificación.