Compartir

Arturo Canalda, presidente de la Cámara de Cuentas, presento su renuncia este jueves ante el registro de la Asamblea de Madrid después de que la Audiencia Nacional lo imputara por el caso Lezo.

Arturo Canalda afirmo que durante las dos décadas que estuvo dedicándose a la vida pública “jamás actuó de forma deshonesta y que siempre había tomado decisiones basándose directamente en los informes que lo respaldaban”, pero que renunciaba con el propósito de “no dañar la institución”.

Igualmente, Canalda recordó que debido a que dicho órgano no depende de la Comunidad de Madrid, sino de la Asamblea, no debería renunciar, del modo que sí suelen hacerlo los altos cargos y los miembros del Gobierno regional al aplicarse el Código Ético y ya que tampoco se encuentra inscrito al PP, no se incluye en el ámbito de aplicación del Código Ético de dicho partido.

Dimite el presidente de la Cámara de Cuentas de Madrid tras su imputación en el caso Lezo

También indicó que la Ley 11/1999 de la Cámara de Cuentas, señala como razón para la pérdida de la condición de consejero, el ser condenado durante una sentencia judicial firme, condiciones que hasta ahora, no aplican en su caso. Indicó también que “a pesar de lo anterior, está completamente seguro de que siempre ha actuado de acuerdo al ordenamiento jurídico, estoy plenamente consciente de que mi permanencia como presidente de la Cámara de Cuentas dentro de estas circunstancias podría generar un significativo daño para la institución a la cual he tenido el honor de pertenecer durante los últimos 6 años”, comentó.

Enrique Ossorio, el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, indicó que la decisión que tomó Canalda de renunciar a su puesto, le “honra” por ser totalmente “voluntaria” y tiene seguridad de la inocencia de Pedro Calvo, ex consejero regional, al igual que en Juan Bravo, ex consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid y presidente de Adif.

Igualmente, el representante de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, comentó que la renuncia de Canalda después de verse imputado en el caso Lezo, se trata de normalidad democrática y al mismo tiempo solicito la renuncia Juan Bravo por la misma razón. De igual modo, María Espinosa, diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid señaló “celebrar” la renuncia de Canalda a la vez que expresó que esta sin duda, consiste en una “prueba más, de que la corrupción y el PP son las 2 caras de una sola moneda”.

Agregó asimismo, que estas imputaciones reducen el cerco contra Alberto Ruiz-Gallardón, ex presidente de la Comunidad de Madrid.

De la misma forma, Rita Maestre, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, expresó que resulta “preocupante” que “Arturo Canalda sea quien se encargó de fiscalizar las cuentas de Madrid por un largo periodo de tiempo”.