Compartir

El sector de la enseñanza de la UGT de Madrid ha realizado múltiples denuncias debido a que más de 1000 estudiantes comenzarán sus clases para este 8 de Septiembre en centros que no son suyos.

Esto se debe a las múltiples problemáticas que se han presentado en muchas instituciones debido a las obras de construcción y reforma, las cuales no han logrado culminar a tiempo. Esto se ha traducido en una situación complicada para muchos colegios en este nuevo año escolar en curso 2017-2018.

Parte de las declaraciones dicen que “han surgido problemas por el retraso de las empresas que ganaron los concursos”, declaran en la consejería de educación, en la cual, se contabiliza un número de al menos unos 530 afectados. Según el gobierno autonómico, esto equivale a un 8% de las 6.635 nuevas playas que aseguran se han creado con la edificación de nuevas instalaciones y ampliaciones de las ya existentes.

realojados en espacios autónomos adaptados

Ante esta situación,  los alumnos que han quedado en “el exilio” y han sido temporalmente realojados en espacios autónomos adaptados en diferentes institutos del lugar, los cuales han cedido las aulas para tal intención. Sin embargo, UGT advierte que  podrían existir algunos alumnos estudiando en Barracones, lo cual compromete la calidad del aprendizaje en muchos centros de educación y es que a pesar de los múltiples esfuerzos realizados desde la comunidad se afirma que se ha buscado “la mejor solución posible para cada colegio, con todas las garantías”.

Para tal situación,  desde las comunidades de Madrid se están realizando todos los esfuerzos por impulsar múltiples cambios, como lo es el nuevo calendario escolar, el cual podría adelantar los exámenes de septiembre para junio para esos estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y FP. También se tiene pensado implementar, desde un punto de vista experimental, un programa de trilingüismo con francés, inglés o alemán tanto en 5to y 6to de primaria de dos colegios, para lo cual, múltiples embajadas prestarán sus servicios ante la causa.

También se pretenden realizar inversiones en lo que al material escolar se refiere, lo cual se realiza con la finalidad de ayudar a las familias que, por una u otra razón, no podrían adquirir estos materiales imprescindibles para la práctica de la enseñanza. En función de esto, desde el año 2012 se ha venido realizando un programa de préstamo de libros, en el cual, la “comunidad pone seis millones de euros y que llega a 350.000 familias de bajos recursos.

Dicho proyecto sería realizado bajo la Ley de Préstamo de Libros tramitada en la asamblea de Madrid el pasado Junio, la cual pretende hacer del sistema educativo algo “Universal para todas las familias”.