Compartir

Aunque se ha hecho público ahora, lo cierto es que desde el día 2 de enero de este año 2017, los parados, las personas con alguna discapacidad y las familias numerosas no pueden acceder al polideportivo municipal Fabián Roncero en las mismas condiciones que lo hacían antes. Y es que, ahora, según los responsables de las instalaciones, lo que tienen que hacer es adquirir un bono para el acceso a dichas instalaciones. Algo que ha originado las protestas por parte de los afectados.

El Ayuntamiento de Madrid no puede hacer nada hasta 2018

El Consistorio ha actuado rápidamente y se ha dirigido a David Sotelo que es el responsable de Enjoy Wellness, empresa responsable de este polideportivo. A decir verdad han recibido unas palabras que no esperaban ya que desde la dirección de la empresa que gestiona las instalaciones se ha asegurado que como no caben todos hay que poner medios para regular la entrada.

Estas palabras podrían tener cierta coherencia si no fuera porque los colectivos que se han quedado excluidos del acceso a las instalaciones son justo los más desfavorecidos y por lo tanto los que menos aportaban económicamente al centro. Una decisión que, como nos podemos imaginar, no ha sentado nada bien al Consistorio que ya ha tomado la decisión de tomar cartas en el asunto.

Sin embargo, el problema es que las determinaciones que quiera tomar el Ayuntamiento de Madrid no se van a poder hacer efectivas hasta el año 2018 que es cuando recuperar la posesión de este emplazamiento. Dicho esto, cuando llegue ese momento no van a dudar ni un solo instante lo volverán a hacer de nuevo totalmente municipal con el objetivo de que todas aquellas personas que quieran disfrutarlo puedan hacerlo sin discriminación de ninguna clase y manteniendo los beneficios económicos para estos colectivos.