Compartir

Si hay algo que pueden tener de malo las grandes ciudades desde el punto de vista del turismo, es la gran masificación que puede llegar a haber en algunos momentos del año como pueda ser, por ejemplo, este mismo verano. Algo que se ve agravado mucho más cuando las plazas hoteleras están ocupadas y los turistas tienen que recurrir al alquiler de apartamentos.

Esto, que podría ser una solución como cualquier otra crea muchos problemas ya que son muchos los propietarios los que alquilan sus inmuebles de manera indiscriminada lo que provoca no solo un aumento de la masificación de la ciudad, y por lo tanto una reducción en la calidad del turismo, sino que también provoca que dichos inmuebles se alquilen por unos precios que están desde todo punto de vista fuera de mercado.

Se penalizarán dos casos muy concretos

Cristina Cifuentes quiere penalizar dos casos en relación al alquiler indiscriminados en la Comunidad de Madrid. Por un lado quiere dotar a las comunidades de propietarios de la potestad de poder parar un alquiler siempre y cuando este se demuestre que puede fomentar la masificación en el turismo y que se ha alquilado a un precio que no se corresponde.

Por otro lado también quiere echar el freno a las plataformas que hay a día de hoy en internet y que no hacen otra cosa que fomentar la relación entre propietario e inquilino con el objetivo de cerrar uno de estos alquileres.

De esta manera, y si todo marcha según lo previsto, se quiere regular, al igual que se ha hecho ya en Barcelona, el alquiler en la capital de España. El objetivo es dotar de una mayor calidad al turismo de modo que Madrid siga siendo un referente dentro no solo de la propia geografía española sino también dentro de la geografía mundial.