Compartir

Si por algo se deberían caracterizar las grandes capitales mundiales y las grandes ciudades españolas, sería por la capacidad de integración que tiene con respecto a todos sus ciudadanos. Pues bien, esto mismo es lo que se está potenciando en los últimos 2 años desde el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena. El penúltimo paso que se ha dado hacia esta integración a todo tipo de personas, independientemente de su sexo o de su raza, es el de la inclusión de unos semáforos que luchan de una manera directa contra la homofobia que todavía se puede ver en algunos reductos de la capital de España.

Una novedad que copiarán otras grandes urbes mundiales

Hay que decir que estos semáforos son unos semáforos totalmente convencionales pero que en su señal dedicada a los peatones se pueden ver o bien dos hombres o bien dos mujeres representando lo que vendría a ser una pareja homosexual. A pesar de que pueda parecer una trivialidad y a pesar de que únicamente pueda parecer un detalle que no lleve más que a la provocación, desde el Consistorio se asegura que es un signo más para asegurar la integración de todas las personas en una de las mayores capitales a nivel europeo.

Como no podía ser de otra manera, ya ha saltado la polémica sobre todo desde las filas más conservadoras. Una polémica que se sustenta en dos puntos. Por un lado se ha hecho hincapié en el coste que este tipo de semáforos puede tener y por otro lado se ha hecho hincapié en la polémica absurda que se ha levantado. No obstante, desde el propio Ayuntamiento madrileño, se of atizado en el hecho de que los semáforos no tienen un coste adicional por representar a una pareja de personas del mismo sexo y por otro lado se ha querido llamar la atención a este tipo de detalles ya que según ellos son los que realmente ayudan a una integración real.