Compartir

Los taxistas de la capital española continúan con la huelga contra los VTC y reclaman al gobierno de la Comunidad de Madrid que regule el sector de acuerdo a sus condiciones.

A diferencia de Cataluña, donde la Generalitat ha propuesto un decreto para establecer un tiempo mínimo de espera de pre contratación, en Madrid todavía no hay una regulación específica para los VTC.

En este sentido, los taxistas exigen al gobierno regional que regule el sector y limite los VTC.  Según el sector del taxi, en Madrid hay 6.300 licencias de servicio de alquiler con conductor como Uber y Cabify, mientras que de taxis son 16.000.

Los taxistas ya suman cuatro días de huelga, provocando varios incidentes y logrando afectar la Feria de Turismo Internacional de Madrid (Fitur) que se celebra en Ifema.

El servicio de emergencias médicas Samur ha informado de 14 heridos, todos leves aunque cinco de ellos, fueron trasladados a hospitales para una valoración más exhaustiva.

En una rueda de prensa, las asociaciones del taxi de Madrid afirmaron que la huelga continúa más fuerte y tienen previsto otras actuaciones «más contundentes» hasta conseguir una regulación que sea beneficiosa.

Durante una asamblea de taxistas congregados en Ifema, el portavoz de la Federación Profesional del Taxi, José Miguel Fúnez, informó que varios taxistas comenzarán este viernes una huelga de hambre para defender y reclamar una regulación de manera “inmediata«.

A la vez, otro grupo de taxistas tiene planeado encadenarse en algún punto de la ciudad madrileña, del que prefirieron no suministrar detalles.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha asegurado que está dispuesto a negociar todo con los taxistas excepto el tiempo de precontratación los VTC, ya que entiende que es un asunto que corresponde a los ayuntamientos

El Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha exhortado para que se evite un «enquistamiento del conflicto» y ha defendido el equilibrio entre el negocio tradicional del taxi y la actividad de los vehículos de alquiler con conductor.

Igualmente, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha solicitado a los taxistas y a la Comunidad de Madrid, para que se reúnan y puedan negociar.

El gobierno regional y el ayuntamiento de Madrid van a intentar resolver el conflicto y poner punto final a la huelga con una reunión destinada a estudiar las soluciones viables. En IFEMA quedan todavía taxistas rodeados de policía para poder facilitar el acceso de los visitantes a Fitur, aunque a media mañana algunos trasladaron las movilizaciones a otros puntos de la ciudad.

Por su parte, en Barcelona se han desconvocado los paros de taxis tras el acuerdo alcanzado con la Generalitat de Cataluña, para la regulación del servicio de vehículos empleados por compañías como Uber o Cabify.