Compartir

Continúa la incertidumbre en relación al acta de trabajo de Fin de Máster de la ex presidenta madrileña Cristina Cifuentes, suscrita por las docentes Cecilia Rosado, Clara Souto y Alicia López de los Mozos.

Una de las tres profesoras firmantes, la profesora Alicia López de los Mozos, ha manifestado que su firma ha sido falsificada y niega haber estado presente en el Tribunal.

Sin embargo, han salido a la luz nuevos hechos relacionados con el caso en cuestión.  Ahora se incorpora al sumario, las imágenes de una misteriosa reunión grabada con las cámaras de seguridad del restaurante VIPS, el pasado 2 de abril. Prueba que solicitó Alicia De los Mozos a la Policía Nacional, como respaldo a su testimonio.

Según su versión narrada a la Policía y al Juez que lleva la causa, el director del Máster Enrique Álvarez Conde, quiso presionarla para que dijera todo lo contrario y pactar una sólida versión, expresándole “Tenemos que mantenernos callados”.

Ciudadanos insiste en investigar el máster de Cifuentes en la Asamblea de Madrid

De esta manera, sería improbable demostrar que el trabajo de defensa no existió, si todos los miembros involucrados mantienen su aseveración de que el acta fue validada.

La propuesta de mentir no fue del agrado de la docente y se habría opuesto a la misma. Al llegar a su casa vio a Álvarez Conde haciendo declaraciones ante los medios, aseverando que el Trabajo de Fin de Máster sí se realizó.

Según De los Mozos, a partir de ese momento, Conde siguió insistiéndola para que defendiera la versión que habían elaborado, de lo contrario “iban a ir a por ella”. Le pidió telefónicamente que acatara todo lo que le dijera la profesora de Derecho Constitucional, Cecilia Rosado, quien posteriormente le requirió una foto de su firma, para incorporarla en el acta falsificada.

Acta que luego fue publicada por Cifuentes con los nombres y las firmas de las tres profesoras.

Enrique Álvarez Conde le pidió a Alicia De los Mozos, un encuentro en el restaurante VIPS de la calle Padre Damián de la ciudad de Madrid. A las 18:22 horas llegaron Álvarez Conde y su pareja Rosario, tras 15 minutos llegó Alicia. Se reunieron y le pidieron que se mantuvieran unidos. Conde pagó la cuenta y todos se retiraron del local.

Al siguiente día asistieron al despacho del abogado y ex miembro del Consejo Asesor del Instituto de Derecho Público, Juan Mestre, los catedráticos Conde, Rosado y Souto, siendo Alicia la gran ausente. El miércoles 4 de abril, El Confidencial divulgó que las rubricas del acta eran falsas.