Compartir

Begoña Villacís falsificó documentos del cese de su sociedad de patrimonio

La candidata al Ayuntamiento de Madrid y secretaria de Política Municipal del partido Ciudadanos Begoña Villacís, actuó ilegalmente con la sociedad patrimonial y profesional que administraba junto con su marido Antonio Suárez-Valdés.

Según la líder municipal del partido naranja en su primera versión, dijo que se había desvinculado de la sociedad en el año 2011, pero por algún error administrativo no fue sino en marzo de 2018 cuando la desvinculación se llevó al Registro Mercantil.

Es decir que a pesar de haber dejado el cargo en septiembre de 2011, la sociedad no se elevó públicamente y ella no tenía conocimiento que no estaba de alta. Quiso justificarse entregando una copia de cese del acuerdo a quienes la consultaron, donde constaba su firma y la de su esposo.

Expresó que pedirá una rectificación pues nunca ocultó tal sociedad y argumenta que es fuerte candidata y en campaña política hay que prepararse para cualquier ataque.

Sin embargo la versión no coincide, pues se ha demostrado que en el 2016 Antonio Suárez-Valdés marido de la aspirante municipal, realizó una operación como administrador solidario de Iuriscontencia S.L.,  en vez de administrador único.

Este se presentó ante el notario con la correspondiente escritura pública, para comprar mediante la sociedad una plaza de garaje y oficina de 176 metros cuadrados de dos plantas en Argüelles (Madrid). Después acudió al Registro de la Propiedad número 26 de la capital para inscribir los bienes a su nombre como administrador solidario; gestión cuya sociedad compartía con su cónyuge.

A Villacís se le reclamó la escritura de la compraventa pero se negó a entregarla asentando que no está vinculada con la sociedad. Sin embargo, las  incoherencias son muchas. La dirección del partido hace mutis y sigue apostando a Begoña Villacís como candidata a la Alcaldía de Madrid e incluso aparece como primera opción en los sondeos.

José Luis Martínez-Almeida del PP criticó a Albert Rivera por no emitir opinión

Le recordó que Ciudadanos hace un año limitó su apoyo a los presupuestos generales del Gobierno de Mariano Rajoy, ante la dimisión de Pilar Barreiro senadora de Podemos inculpada por el caso Púnica, que luego resultó absuelta.

Sentenció Martínez-Almeida que Ciudadanos no puede pretender que los demás ofrezcan explicaciones de todo y ellos no lo hagan.

La semana pasada el Gobierno municipal notificó que no se aplicará sanción a Begoña Villacís ni se abrirán acciones jurídicas contra ella. Contrario a Izquierda Unida que estudia la introducción de una querella contra la representante de Ciudadanos, porque piensa que existe lo que han llamado un “conflicto de intereses” entre la sociedad donde ella figura como administradora y su actividad municipal