Compartir

El convenio municipal contra la violencia machista está dando de qué hablar, de hecho la formación política Vox informó que no lo firmará, al considerarlo que este presume «que una parte de la sociedad será  culpabilizada con antelación” de un evento que supone sea investigado minuciosamente.

Pepe Aniorte delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, planificó una reunión en el Ayuntamiento de Madrid  con los grupos políticos para conseguir una alianza común en contra de la violencia de género. El jueves 5 de septiembre tenía pautado congregarse, y Vox a un día de la convocatoria comunicó que no asistiría.

Javier Ortega Smith y su formación no están de acuerdo con el convenio, porque piensan que es una copia del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, el cual fue consentido por los partidos políticos excepto por Vox. Insistieron que no firmarán ya que «personifica la culpabilización previa de una parte de la sociedad».

Afirma que hubiera acudido a la cita si el tema sería la violencia generalizada, y no la ejercida de manera concreta contra la mujer.

Agregan que esta alianza «confina al olvido la violencia que se ha practicado igualmente sobre ancianos, hombres y menores de edad». Vox cuestiona la aplicación de regulaciones que «claramente aluden a la mediación de lobbies de género resistiéndose  ante un negocio que se sustenta sobre la lacra de la violencia».

La negativa se debe a que hay que poner en práctica «un gran Pacto contra la Violencia Intrafamiliar» que «proteja a todos los madrileños por igual, que no victimice ni culpabilice a ningún ciudadano discriminándolo por edad o sexo como lo establece la Constitución».

Para la portavoz de la Asociación de Mujeres Juezas la magistrada Carla Vallejo, crear una ley contra la violencia de género es una responsabilidad no sólo de España sino del mundo entero, es decir, que “no poseer una política definida de protección a la mujer frente a la discriminación machista, sería vulnerar tratados internacionales”.

El Ministerio del Interior maneja los datos aportados por el sistema de seguimiento integral sobre los procesos de violencia de género y actualmente Viogén es el que registra hasta el 31 de agosto del presente año, una alarmante cifra de 506.348 víctimas, de las cuales 436 están en alto riesgo, 22 en riesgo de ser asesinadas y 6.103 sufren peligro en menor medida.

Por esta razón, fuentes de Familias, Igualdad y Bienestar Social ratificaron a la prensa que Vox anuló la reunión que tenían prevista con Pepe Aniorte, sin embargo, este se siente optimista que Vox participará del pacto e intentará volver a planear otra invitación. Subrayan que es significativo «hacer lo posible para obtener el beneplácito en una materia tan delicada e ineludible para la sociedad».