Compartir

En la plaza de Cibeles se ofreció un minuto de silencio como símbolo de condena a un acto vil ocurrido en la Ciudad Lineal protagonizado por un sujeto que asesinó a su pareja. Los concejales de Vox a pesar de haber sido invitados por el gobierno Ciudadanos-Partido Popular, no asistieron al acto por considerarlo “una propaganda  de la izquierda”.

Finalmente se hicieron presentes portando una pancarta donde se leía “la violencia no tiene género”. Desafortunadamente el evento cuya finalidad era repudiar la conducta violenta de los hombres, se convirtió en una disputa de criterios. Esto originó que Javier Ortega Smith recibiera un reclamo de José Luis Martínez-Almeida alcalde de la ciudad, quien le señaló la falta de coherencia ante un tema tan delicado.

A diferencia de Vox, los miembros de Mas Madrid, Ciudadanos y PSOE entre otros grupos municipales reclamaban con su respectivo cartel bajo la inscripción “¡No a la violencia de género! ¡Basta ya!”

Ortega Smith piensa que es “una manipulación que obvia a los relegados” y no permitirán un discurso ideológico. “No queremos más violencia, pero tampoco que ocurran en el país homicidios de niños y hombres que también tienen derechos”.

Esta no es la primera vez que los concejales de Vox no acuden a este tipo de homenaje; en el mes de agosto se repitió un acto parecido por el crimen en Tetuán de una mujer y no se presentaron; como igualmente lo hicieron cuando no acudieron a la reunión convocada por Pepe Aniorte, delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social cuyo propósito era concretar un acuerdo sobre este delicado problema.

Ortega Smith justificó la ausencia pues en su formación están convencidos que “se le ha permitido a los entes involucrados mantener y sustentar a una industria sobre la base de la violencia”. Y con este hecho se volvió a repetir.

El funcionario de Vox exhortó a su equipo para que se mantuvieran en su puesto y se dirigió al regidor de Madrid en estos términos: “Estimado alcalde, la existencia de un ser humano vale igual independientemente de su género, no debe defenderse a una sola clase porque las estadísticas señalen que es mayoritaria”.

La réplica de José Luis Martínez-Almeida no se hizo esperar, y le respondió: “Javier, creo que lo más sensato es que nos unamos por el bien de todos”. “Le recuerdo que tampoco compartimos la ideología de género ni el feminismo del 8 de marzo” “¡Qué lástima que no hayamos logrado una alianza!”

Al concluir la discusión, el edil Martínez-Almeida recalcó que “la división o los desencuentros con respecto al tema sobre la violencia contra la mujer nos ayuda a seguir trabajando e insistiendo”. “Demando que hechos como este no se vuelvan a repetir”.