Compartir

Buenas noticias para el mundo del espectáculo, la famosa pareja formada por Brad Pitt y Angelina Jolie han decidido paralizar su divorcio y le dan una nueva oportunidad a su relación.

Brad ya había confesado públicamente que su adicción al alcohol había sido el detonante para su separación de Angelina, el abuso en el consumo había contribuido enormemente en el deterioro de su matrimonio, pero hoy a casi un año del anuncio formal de su separación parece que han conseguido la forma de no divorciarse.

Fue la misma Angelina Jolie quien informó al mundo su decisión de divorciarse, lo cual dejó atónitos a todos, una noticia difícil de digerir para entonces porque llegaron a ser una especie de pareja perfecta y ejemplar, unida, amorosa y fuerte ante las críticas; no debemos olvidar la estable relación de Pitt con Aniston que prevalecía cuando Pitt y Jolie se conocieron.

La historia de esta pareja da cuenta que se enamoraron en el rodaje del Sr. Y Sra. Smith en el año 2004, después en el 2005 decidieron hacer su relación amorosa publica y oficial con el anuncio de que Brad pasaría a ser el padre de los hijos adoptivos de Angelina a partir de lo cual se convirtieron en referencia familiar obligada, en símbolo de amor y unión familiar y ejemplo para todas las familias que les admiraban; imagen que se mantuvo hasta su anuncio de divorcio.

la pareja de moda del cine

Es posible que tras esta imagen que se labró la pareja, su presencia en redes sociales, sus constantes expresiones públicas de amor y familiaridad, el paso crucial que es el divorcio como tal sea algo difícil de concretar a lo que se suma el hecho de que fuentes allegadas a la pareja aseguran que Angelina aún está enamorada de Brad, tanto así que ha manifestado su disposición de darle una oportunidad a su ex pareja si de verdad demuestra que ha dejado el alcohol por completo.

Por su parte, Pitt dejó saber en una entrevista que reconocía que tiene un serio problema con el alcohol y manifestó que pondría todo su esfuerzo y todo lo necesario para superar definitivamente el problema.

Para Jolie el que haya reconocido que tiene un problema es un paso gigante, ahora le corresponde demostrar que el vicio ha sido erradicado de su vida y que todas sus energías estarán concentradas primero en querer volver a la relación y por supuesto comprometerse de lleno a cuidar de su familia y de su relación como pareja.

Estaremos atentos entonces a los próximos acontecimientos en torno a la famosa pareja y esperamos que esa posible reconciliación se haga realidad más pronto que tarde.