Compartir

Existen empresas especializadas en cobro de morosos que toman contacto con el deudor haciendo efectivo el pago de la deuda en el menor tiempo posible y de forma legal. Qué es lo que hay que saber y quiénes cuentan con los sistemas más avanzados para reclamación de impagados.

De acuerdo a lo establecido por la ley, toda persona tiene derecho a reclamar el dinero que ha ganado de forma honesta y como fruto de un servicio prestado o venta realizada. El problema se presenta cuando, ante un impago, esta persona no tiene las herramientas necesarias para hacer efectivo el pago o no cuenta con el debido asesoramiento para lograrlo. 

Muchas personas hacen frente a las consecuencias que genera un moroso en su negocio o sus finanzas personales, debido a que temen que la contratación de un servicio para hacer valer sus derechos sea más costosa que la deuda en sí o que las consecuencias impliquen perder un cliente, etc.

La buena noticia es que existen diversas empresas especializadas en el cobro de impagos por un precio único y total, sin comisiones ni gastos adicionales; además, operan de forma amistosa, siguiendo un código deontológico de recobro.

Cobratis es una de estas empresas. “El cobro de la deuda se lleva a cabo de forma completamente profesional, diligente y respetuosa para con el deudor”, comienzan a explicar los responsables de la firma. “Una de las máximas de nuestro departamento de cobro de deudas y morosos es la de reconducir la situación y que el deudor retome la actividad mercantil con nuestro cliente de forma correcta, siempre y cuando el motivo del impago sea justificado y transitorio”, agregan.

Otra empresa líder en el sector, Rent and Protect, utiliza sus más de 15 años de experiencia para operar en forma mundial y en el menor tiempo posible: “Una vez que se da de alta el proceso de recobro, se inician los trámites de cobro de forma inmediata. En menos de una hora el deudor es notificado y requerido de pago”, indican estos especialistas. “Muchas deudas son recuperadas en las primeras 24 horas del trámite”, confirman. 

Cómo cobrar una deuda con pago único

Los especialistas de Cobratis, explican que el procedimiento se realiza en dos fases. La primera, la fase amistosa, es la etapa inicial de la gestión del cobro que suele llevar un plazo de tramitación de unos 20 a 30 días hábiles. Una vez transcurrido este plazo, se cuenta con elementos suficientes para saber si se podrá llegar al cobro de la deuda o si por el contrario, se debe de recurrir a una vía judicial.

En caso de tener que pasar a una segunda etapa, la fase judicial, los abogados de la firma recurren al proceso judicial monitorio para cobrar la deuda, que está incluida en el precio del servicio y no supone ningún gasto adicional, ya que cualquiera sea la forma y duración del proceso, todo el servicio se realiza con un pago único, sin comisiones ni gastos adicionales

La innovadora y vanguardista plataforma de recobro desarrollada por Cobratis, “se encuentra disponible las 24 horas, permitiendo al cliente introducir en nuestro sistema la información relacionada con la deuda en menos de cinco minutos”, indican sus especialistas.

Sus servicios son válidos para toda España y el valor del mismo varía en función del importe a reclamar, en un rango de 30 a 290 euros como único pago, para reclamaciones sin límite de cantidad

Recuperar impagados en España o el resto del mundo

“Más de 15 años de experiencia en recuperación de activos nos avalan cómo entidad de cobro de morosos puntera tanto en España como a nivel internacional”, aseguran los especialistas de Alliango, quienes aseguran contar “con uno de los sistemas de reclamación de impagados más avanzados en la actualidad y gestionamos decenas de miles de expedientes para empresas y profesionales de todas las dimensiones”.

Desde 39€, cualquier persona puede cobrar su deuda de una forma rápida, sencilla y son moverse de casa, ya que el trámite puede realizarse de forma online. Los precios son claros, únicos y visibles desde el inicio de las gestiones, ya que “no hay cuotas, gastos ni comisiones ocultas”, aseguran desde Alliango.

Como valor añadido, esta firma se destaca por tener un plazo de recuperación en tiempo récord: “Procuramos mantener un alto nivel de excelencia en los plazos de recuperación de la deuda ya que son de vital importancia para nuestros clientes”, explican.

Al respecto, los especialistas se basan en las nuevas tecnologías online para acelerar los tiempos de cobro y recuperar deudas de forma casi inmediata en requerimientos prejudiciales, asegurando que muchos de sus clientes logran el cobro de la deuda en menos de 24 horas.

Estas empresas utilizan el fichero de mororos “Débitas”, que es un servicio opcional y sin coste para sus clientes en el que se puede solicitar que la empresa deudora aparezca en Google como deudora cuando un usuario busque su Nombre fiscal o su CIF.