Compartir

La cistitis es una de las patologías más comunes que se pueden desarrollar durante la temporada de verano. Se trata de una afección que incide directamente sobre todo el aparato urinario y que produce inflamación debido a una infección que puede ser provocada por diversas causas.

Estudios médicos han determinado que las actividades de recreación propias del verano, como bañarse en la piscina, pueden aumentar considerablemente el riesgo de sufrir de cistitis. Asimismo, la afección conocida por muchos como una simple infección urinaria se manifiesta a través de molestos y dolorosos síntomas.

Cabe destacar que se trata de una enfermedad que se puede generar en hombres y mujeres. Sin embargo, debido a características fisiológicas, es mucho más común en las mujeres.

Asimismo, a pesar de ser una infección poco cotidiana entre el género femenino, debe ser tratada adecuadamente. De lo contrario, existe la posibilidad de su propagación hacia los riñones, afectando gravemente la salud de la persona.  A continuación, se ha creado una lista de recomendaciones sobre cómo prevenir la cistitis en la temporada de verano.

¿Cómo se puede prevenir la cistitis?

Existen muchos métodos que se pueden poner en práctica para prevenir una infección de orina

  • Mantener la correcta higiene

La mejor manera de evitar una infección en la orina es llevando a cabo una correcta higiene genital. Es necesario lavar adecuadamente los zonas íntimas, evitando así que las bacterias de la zona anal puedan llevar hasta la uretra. Asimismo, se debe tener cuidado con respecto al uso de los jabones, ya que su uso intensivo puede afectar esta zona provocando irritación.

  • No utilizar el mismo bañador mucho tiempo

Ir a la piscina o la playa es una de las actividades más comunes del verano. Sin embargo, pasar mucho tiempo utilizando el mismo bañador puede aumentar el riesgo de sufrir cistitis. La razón de ello, es que la ropa que permanece mojada durante mucho tiempo es de fácil proliferación de bacterias y microorganismos que pueden ser la causa de la infección en la orina.

  • Uso de ropa interior más transpirable

El tipo de ropa interior que se suele utilizar es un factor que influye dentro de las causas que generan la cistitis. En este sentido, se recomienda el uso de ropa interior que permita la transpiración de la zona genital. De esta manera se puede evitar una gran cantidad de humedad y sudoración, elementos que favorecen una infección.

  • No descuidar el consumo de agua

Aunque muchos no lo crean, ingerir bajas cantidades de agua influye sobre la salud genital. El motivo es que a mayor cantidad de agua consumida, mayor será el volumen de la orina, favoreciendo la eliminación de los gérmenes.

  • Utilizar tratamientos áltamente eficaces

La ciencia médica ha desarrollado tratamientos dedicados exclusivamente para prevenir la infección de orina. Este es el caso de productos como Urocran® Forte, un complemento alimenticio que garantiza el buen funcionamiento del tracto urinario. Este tipo de productos tienen la capacidad de reducir hasta en un 95,7% la presencia de bacterias así como los síntomas de la cistitis. Urocran® Forte se ha convertido en el producto más eficaz en España para las infecciones de orina o cistitis.

  • No abusar del café y el consumo de bebidas alcohólicas

En términos generales, los altos consumos de café y alcohol se encuentran totalmente contraindicados por la medicina. Asimismo, en el caso de las infecciones de orina, se ha demostrado que el consumo excesivo de estas sustancias tienden a generar irritación en la vejiga. Aunado a ello, el consumo de café y las bebidas alcohólicas puede empeorar los síntomas propios de la cistitis, haciendo mucho más dolorosa y molesta esta infección.

¿Cómo identificar los síntomas de la cistitis?

La cistitis es una afección muy fácil de identificar, lo que facilita que pueda ser tratada antes de que afecte a los riñones. Entre los síntomas más comunes de la cistitis se encuentran los siguientes:

  • Necesidad constante de orinar.
  • Sensación de ardor al orinar.
  • Orinar repetidamente en pequeñas cantidades.
  • La orina se observa turbia y posee un fuerte olor.
  • Incomodidades pélvicas.
  • Ligera presión en el área inferior del abdomen.
  • Se presenta una fiebre baja.

Tipos de cistitis que se pueden padecer

Dependiendo del factor que haya provocado la infección en la vejiga, la cistitis se puede clasificar en varios tipos.

  • Cistitis bacteriana

Las infecciones en la orina se originan debido a la introducción de bacterias al cuerpo a través de las vías urinarias. Generalmente, el Escherichia coli (E. coli) es la bacteria responsable de la aparición de la cistitis. Por otra parte, este tipo de afecciones pueden tener otros orígenes no bacterianos. La cistitis intersticial, cistitis química, cistitis por radiación, cistitis por cuerpos extraños, pueden ser otras de las causas que originan este problema de salud.

Sin duda, se trata de una infección que se puede prevenir y curar muy fácilmente. A través de los consejos y recomendaciones que se han destacado, se puede combatir efectivamente la cistitis durante la temporada de verano, así como el resto del año.