Inicio Magazine Cómo tintar las lunas de tu vehículo

Cómo tintar las lunas de tu vehículo

102
0
Compartir
Lunas de coche

En la calle se ven cada vez más coches con las lunas tintadas. Algunos ya salen así de fábrica como parte del equipamiento del vehículo. En el resto de casos, es el dueño del coche quien ha decidido hacerlo, por necesidad o por estética, pues le dan un toque sofisticado y moderno a cualquier vehículo.

Pero ¿qué implica tintar lunas? A continuación se explica todo lo que hay que saber acerca de este proceso tan demandado en la industria del tuning.

Qué es tintar lunas

En líneas generales, se denomina tintar lunas al proceso de adherir una lámina plástica a los cristales originales de un vehículo, ya sea para oscurecerlos o cambiarles el color. Aunque los vehículos salen de fábrica con los cristales un poco coloreados, hay quien prefiere tenerlos más oscuros y en otros de colores como verdes o azules.

Qué ventajas ofrece el tintado de lunas

Aunque a simple vista pareciera que tintar lunas es puramente estético, este proceso esconde otras utilidades.

Las lunas tintadas protegen el interior del vehículo del exceso de calor producido por el sol directo. Esta característica brinda confort a los pasajeros a la vez que ayuda a enfriar el coche mucho más rápido, lo que deviene en un ahorro de combustible.

También, ofrecen una protección contra los rayos ultravioletas, previniendo así el cansancio ocular, el desgaste de la tapicería y las piezas plásticas del interior del vehículo que puede ocasionar el sol. Incluso, protege la vista de los deslumbramientos ocasionados por las luces altas de otros vehículos, optimizando la conducción durante la noche.

Otra ventaja que tiene el tintado de lunas es la protección contra los impactos. Si se llegara a tener un accidente, los cristales no estallarían, sino que permanecerán contenidos en la lámina plástica que los recubre.

Con las lunas tintadas, es más difícil ver quién o qué hay dentro del vehículo, ofreciendo privacidad extra a los pasajeros y evitando robos si es que se ha olvidado la cartera dentro, por ejemplo.

Homologado de lunas tintadas

En España, tintar lunas es un proceso que debe cumplir con las reglamentaciones vigentes. Las láminas utilizadas tienen que estar homologadas. En caso contrario el dueño del vehículo puede ser multado, además de que no pasará el ITV necesario para que el coche circule.

El proceso de tintado puede hacerlo el mismo dueño pero siempre es preferible que lo realice un profesional que garantice el homologado de las láminas. Cuando es así, el dueño del coche debe recibir un certificado en donde se especifique el modelo de las láminas, fecha y lugar de instalación, los datos del vehículo y del taller o profesional que realizó el tintado.

Asimismo, cada cristal debe lucir un sello que identifique su homologación. Se coloca entre la lámina y el cristal y debe ser fácilmente visible por las autoridades de tránsito.

Otro requisito fundamental para que el tintado de lunas se haga conforme a la ley, es que el vehículo cuente con los dos espejos retrovisores laterales.

Si bien en España no se pueden tintar lunas con láminas oscuras en los cristales delanteros y laterales del lado del conductor y copiloto; para obtener los beneficios de protección contra el sol, se puede realizar con láminas transparentes que brindan todos los beneficios antes mencionados.

¿Cuánto cuesta tintar la lunas?

El precio de este procedimiento depende de algunos factores; como modelo del vehículo, cantidad de cristales a tintar y la clase de tintado. En general, ronda entre los 50 y 149 euros. Por su calidad y acabado nosotros recomendamos la empresa Premiumglass, lamentablemente tendrás que vivir cerca de Madrid para poder disfrutar de sus servícios.

¿Tintado casero o en un taller?

Si se está pensando en tintar las lunas del vehículo, siempre es mejor acudir a un profesional. Hacerlo por cuenta propia no es recomendable porque se requiere de una gran experiencia para que el acabado quede perfecto. Y eso solo lo logran quienes hace años trabajan en este mercado. Existe infinidad de videos en las redes que explican el procedimiento paso a paso, sin embargo, la realidad es que adquirir las lunas uno mismo puede acarrear problemas con la homologación.

En cambio, los talleres de tintado modernos ofrecen un servicio rápido; en una hora máximo, el vehículo ya puede ser utilizado. El tintado se lleva a cabo con tecnología de última generación, como lo es el corte automático a plotter. El acabado es preciso y de calidad.

Por otra parte, los centros especializados en este proceso brindan garantía de homologación y de larga duración de las láminas.

Qué más saber acerca de las lunas tintadas

Es preciso aclarar que tintar lunas no interfiere con la visión de los pasajeros. Desde dentro del vehículo hacia afuera, se ve perfectamente. Tampoco interfieren con el funcionamiento de la tercera luz de freno, la luneta térmica, ni la señal de GPS.

El tintado de lunas es todo un acierto que añade confort y seguridad al vehículo, siempre y cuando sea realizado por un profesional en la materia.