Compartir

El dolor de espalda es muy común, algo que la mayoría de la gente ha experimentado alguna vez en su vida. Se trata de una de las partes del cuerpo más maltratadas en numerosas ocasiones. Las causas de que aparezca este dolor tan característico pueden ser muchas, aunque se pueden resumir en algunas que son clave, como la sobrecarga traumática a raíz de un mal o de un excesivo levantamiento de pesos, o debido a las malas posturas, por cuestión de trabajo o de estudio, algo que poco a poco suele tender a generar molestias y dolores.
Hemos hablado con los expertos de la clínica que ofrece la opción de ir a un fisio barato en Móstoles, Fisiolife, y  nos ha dado algunos consejos para tratar de prevenir y aliviar el dolor de espalda:

  • En relación la causa de los pesos mal levantados o excesivos, es clave tratar de flexionar las rodillas y agacharse con la espalda recta al tratar de cargar algo.
  • En el caso de las malas posturas, la mejor opción es tratar de re-educarnos y mantener una buena postura en el trabajo o estudio.
  • Cuando el dolor de espalda ya ha aparecido, hay algunas cosas que podemos hacer para calmarlo:
    • Si hay mucho dolor, es clave acudir al médico, que recetará los medicamentos y el tratamiento más adecuado para tratar de reducir la inflamación, así como de calmar las molestias y los dolores relacionados.
    • Dar un masaje: para ayudar a relajarnos y a que la espalda se destense.
    • Hacer ejercicios de estiramientos: como acostarte boca arriba y elevar las rodillas hacia el pecho, tratando de mantener la posición durante unos 15 segundos, por ejemplo.
    • Sentarte correctamente en el trabajo o estudio, y también en otros momentos de tu día a día para re-educar tu postura. Algo muy útil es colocar una almohada de lumbares.
    • Hacer respiraciones profundas: para aportar alivio al dolor de espalda y para destensarla.
    • Usar un rodillo para masajes: con ayuda de otra persona, para aliviar la tensión y ejercitar los músculos.

Con estos consejos ya sabrás cómo poder aliviar los problemas de espalda, bien de forma autónomo o de la mano de un profesional.